MAYA BALANYÀ
ENTREVISTA

Begoña Villacís: «Uno de mis objetivos es acabar con el sinhogarismo en las calles»

Convencida de que adelantará al PP, la concejal hablará con todos los grupos municipales con tal de arrebatar la Alcaldía a Manuela Carmena

MADRIDActualizado:

Aunque todavía no es la candidata oficial de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís (Madrid, 1977) se expresa con la convicción de que arrebatará la Alcaldía a Manuela Carmena por la izquierda y desbancará al PP por la derecha. Recién mudada al barrio donde nació, Chamberí, esta abogada, que entró en política en 2015, afrontará la campaña electoral en la recta final de su embarazo.

Mientras toma una cerveza sin alcohol en un establecimiento cercano a su nuevo domicilio, confiesa que espera, como mínimo, duplicar el número de concejales actuales y llegar hasta los 14 asientos. Cree que tanto Podemos como Vox incurren en el «populismo» en sus discursos y  no tiene reparos en reconocer que hablará con todos los partidos con tal de lograr el bastón de mando. Una de sus primeras prioridades si destrona a Carmena será terminar con la indigencia, ya que, a su juicio, «es una de las cosas que peor ha gestionado» Ahora Madrid.

¿Cómo afronta la carrera electoral con el embarazo?

Tuve muy buenos embarazos, estoy con energía y creo que no me va a afectar, al contrario. Ya lo han hecho muchas mujeres antes. Seré un ejemplo más de que se puede conciliar la vida laboral con la familiar.

¿Qué piensa del aborto?

Hay que regularlo. En España lo hemos vivido: muchas se iban a Londres o se exponían a abortos arriesgados y muchas de ellas morían. No me parece bien cuando la gente habla de prohibirlo como si las mujeres fueran alegremente a abortar, cuando es una situación muy dura. Tienen que recibir la ayuda de la sociedad en vez de la condena. Yo no lo haría en este momento, pero puedo entender que una mujer se pueda ver obligada a ello.

A falta del candidato del PSOE, ¿qué análisis hace de la situación?

Creo que tenemos muchas posibilidades. De nuestros siete concejales, ninguno veníamos de la política. Eso nos ha hecho tener una perspectiva útil para muchas cosas. Pero ahora hemos adquirido conocimientos que nos han afianzado. Tenemos la certeza de que somos necesarios y sabemos que es viable, que hay una posibilidad importante de gobernar.

¿A cuántos concejales aspira?

Estoy trabajando en la lista al completo. Si duplicásemos, sería un éxito. Hay encuestas que nos han dado más.

¿Encontraremos a algún independiente en la lista?

Serán perfiles técnicos, muy preparados porque vamos a gobernar.

¿Tiene algún nombre en la cabeza?

Tengo varios. Pero no puedo hablar de ello porque aún no soy candidata. Serán personas reconocidas en sus áreas. No como ahora, que tenemos un gobierno que no tiene ni idea.

¿Le preocupa que el ascenso de Vox en Andalucía pueda tener un reflejo en Madrid?

Respeto a los votantes de Vox como a los del resto de partidos. Nuestra propuesta es distinta a la Vox, y así se ha demostrado en Andalucía y se está demostrando en las encuestas. Ellos crecen, pero nosotros también y mucho.

¿Comparte algo del discurso de Vox?

Desconozco su programa municipal.

¿Y se ha leído el programa de Vox a nivel nacional?

Algunas propuestas.

¿Con qué puede estar de acuerdo y con qué discrepa?

El programa de Vox está cogido con alfileres. No se ha redactado con un equipo económico detrás. Lo pude constatar cuando escuché a Javier Ortega Smith hace cuatro años hablando de rebajar la plusvalía municipal.Le pregunté cuánto costaba. Yo lo sabía, y él no. No hay una base que sustente sus propuestas.

Vox: «Desconozco su programa municipal. A estas alturas no se pueden cuestionar la ley contra la violencia de género ni el matrimonio homosexual»

¿Es populista Vox?

Con algunas propuestas, sí.

¿Y sobre la violencia de género?

El pacto contra la violencia de género es una propuesta social que apoyamos todos los partidos, salvo Podemos, que votó en contra, y que no admite vuelta a atrás. Se puede perfeccionar su ejecución o los cumplimientos. Pero a estas alturas no se puede cuestionar la violencia de género ni el matrimonio homosexual.

Y en materia de inmigración: ¿quieren expulsar a 52.000 personas de Andalucía?

En primer lugar, no sé de dónde se han sacado esa cifra. Y en segundo lugar, las ciudades están destinadas a ser plurinacionales y cosmopolitas. Por eso, hay discursos que chocan con la realidad. Pero es verdad que la inmigración tiene que ser regulada. A la gente no se la puede dejar vendida sin expectativas. No me vale el discurso naíf del PSOE, que dos minutos después tienen que desmontar cuando rechazan al Aquarius. Ni tampoco el de Vox, que no está avalado por datos. Creo que hay que tener más cuidado y ser responsable.

Villacís cree que «la inmigración tiene que ser regulada; a la gente no se la puede dejar vendida sin expectativas»
Villacís cree que «la inmigración tiene que ser regulada; a la gente no se la puede dejar vendida sin expectativas» - MAYA BALANYÀ

Carmena aboga por aumentar los recursos para los «sin techo», incluidos los refugiados. ¿Está de acuerdo?

Es que es mentira que hayan aumentado los recursos. Es demagogia. Por primera vez en la historia, Madrid ha dejado a familias fuera de la campaña del frío. Está funcionando peor que nunca. De las cosas que peor ha gestionado Carmena es el sinhogarismo. La misma semana que se ofrecía a recibir a cien inmigrantes del Aquarius, se quedaban muchos fuera de la atención del Samur por la falta de recursos. Le pasa lo mismo con la vivienda: habían prometido 4.500 viviendas y van a terminar 63.

¿Pero ampliaría los recursos?

No sólo ampliaría los recursos, sino que cambiaría el concepto. La calle no es el sitio, la gente tiene que estar atendida. Hay que cambiar el modelo actual en el que la gente se cronifica en los albergues. Acaban pasando años allí sin ningún tipo de salida más que la asistencial. Nosotros creemos más en el modelo «housing first», para que las personas ganen autonomía.

«Ahora Madrid no puede maquillar su fracaso. Lo terrible es que esté gobernando una sustancia volátil que pasa más tiempo tratando de gobernarse entre ellos que a la ciudad»

Uno de sus objetivos si es alcaldesa esa acabar con la indigencia?

Sí. Uno de nuestros objetivos es que la gente pueda salir de las calles y tengan vidas dignas.

No lo ha logrado ningún alcalde.

Lo sé. Y es muy complicado, pero es una de mis prioridades.

¿Cómo valora la plataforma Errejón-Carmena?

¿El certificado de defunción de Podemos? Es como si una empresa da malos resultados y se le ocurre que cambiando de icono le van a ir mejor las cosas. Ahora Madrid no puede maquillar su fracaso. Lo terrible para Madrid es que esté gobernando una sustancia volátil que pasa más tiempo tratando de gobernarse entre ellos que a la ciudad.

Martínez-Almeida (PP) duda sobre si Cs estaría dispuesto a pactar con el PSOE si lo necesita para gobernar.

Vamos a hablar todos los grupos. Pero es verdad que el PSOE se ha comportado como una facción más de Ahora Madrid. Y hay otro problema: el «sanchismo», que no parece muy cercano a Cs. Estos años hemos hablado más con el PP porque estamos en la oposición. Pero que el PPno se lleve las manos a la cabeza si hablamos con el PSOE cuando Aguirre le ofreció la Alcaldía a Antonio Carmona.

Martínez-Almeida cree que si el PP obtiene más votos que Cs usted le dará su apoyo para que sea alcalde. ¿Lo ve así?

[Ríe] Que piense lo que quiera. No pensamos en quién será alcalde, sino en qué políticas apoyen. El reparto de sillas debería ser lo menos relevante.

¿Cree que Cs va a estar por delante del PP y de Vox?

Vamos a luchar por ello. Por las encuestas, sí que lo parece.

Si en sus filas saliera algún caso de corrupción, ¿qué medida tomaría?

Hemos predicado con el ejemplo con Cs condicionando al Gobierno de la Comunidad. Cada imputado que tuvo Cifuentes, incluida ella, tuvo que dimitir, mientras que en el PSOE condicionando al equipo de Carmena no ha dimitido nadie.

¿Le puede estallar algo que decepcione a sus votantes?

Creo que pueden estar tranquilos. Además, ya me hubiese salido.

Se la trata ya como si fuera la candidata, pero todavía tiene que someterse a primarias. ¿Hay fecha?

Final de enero o principio de febrero.

¿Qué proyectos van a ser los vértices de su candidatura?

Mi propuesta van a ser los barrios. Va a ser un proyecto muy pragmático. Así como Ahora Madrid no ha sabido gestionar y no han dado respuestas a la ciudad, mi programa va a estar dirigido a mejorar la calidad de vida de los madrileños: pagar los mínimos impuestos posibles, mejorar la movilidad y salir del debate estéril de que la movilidad está reñida con el medio ambiente. Demostraremos que se pueden defender ambos modelos a la vez.

«(Carmena) no ha vuelto de ninguno de sus viajes internacionales con algo para Madrid»

¿Cómo van a llevar a cabo ese objetivo con propuestas concretas?

El soterramiento de la A-5 es una intervención que hay que hacer justo en esa zona, porque la relación coste-beneficio resulta rentable. Y que, además, ahora el Ayuntamiento tiene el dinero suficiente para hacerlo. Pero en otros sitios la respuesta no es esa, sino un aparcamiento disuasorio o poner semáforos inteligentes. Hemos analizado cada zona de Madrid para darle una respuesta. También vamos a poner mucho en el foco el aspecto internacional de Madrid, que ha sido olvidado por Manuela Carmena, que ha tenido una agenda internacional muy intensa, pero no ha vuelto de ninguno de sus viajes internacionales con algo para Madrid. No ha entendido que es la primera embajadora de Madrid, es la que tiene que traer inversiones.

¿Qué haría con Madrid Central?

No podemos decir que lo revertiríamos directamente. Lo analizaríamos para ver con qué nos quedamos y con qué no. Es lo sensato, porque genera un gasto importante en los recursos de los ciudadanos y no te puedes pasar toda la vida revirtiendo cosas. No va a quedarse como está con Ahora Madrid, vamos a reformarlo.

¿Restringiría el tráfico en otras zonas?

Carmena sólo se ha preocupado de Centro. Sólo ha actuado sobre lo que ve desde su despacho y faltan muchas intervenciones en los barrios, que cada uno tiene que tener su corazón. Nosotros tenemos estrategias de pequeñas peatonalizaciones, que eso sí funciona bien, pero no pensando sólo en el Centro porque Madrid tiene muchos centros.