La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre - EFE

Aguirre pedirá el cese de la delegada de Cultura si el contrato de la cátedra de Memoria Histórica fue a dedo

El PP recuerda a Carmena que la adjudicación de un contrato para retirar simbología de la dictadura obliga a contar con tres ofertas. Advierte de que perseguirá este asunto

Actualizado:

La portavoz del grupo municipal popular, Esperanza Aguirre, se ha pronunciado este viernes sobre la adjudicación por 17.999 euros del estudio del callejero franquista a la Cátedra de la Universidad Complutense de la Memoria Histórica, entidad que dirige la hija de la primera mujer de Fidel Castro, Mirta Díaz Balart. Ha recordado la también presidenta del PP regional que, según lo estableció por decreto la anterior delegada de Hacienda en el Ayuntamiento, Concepción Dancausa, en 2012 –continúa vigente– cualquier contrato menor debe contar con tres ofertas para controlar la entrega a dedo. A día de hoy se desconocen.

Aguirre ha considerado que la contratación de la cátedra, subrayando que la que la dirige «no una catedrática», «que ha cometido unos errores de bulto tan alucinantes, merecería la dimisión inmediata de la señora Mayer».

Ha advertido el PP que «perseguirá este asunto» para saber cómo se está utilizando Ahora Madrid el dinero público. Ha puntualizado la portavoz popular que el presupuesto se ha ajustado a 17.999. «Justo un euro menos que lo que exigiría pedir tres ofertas: queremos saber qué ofertas se han pedido ya que están obligados a tenerlas».

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha invitado a Díaz Balart a dimitir por percibir un sueldo público y cometer errores «sectarios» con la memoria histórica que «incitan al odio».

En caso de que el Ayuntamiento justifique que se trata de un convenio, además de haber sido aprobado por Junta de Gobierno, algo que no se ha comunicado, los convenios están limitados para que haya lucro.