Gibraltar se queja de la actuación de la Guardia Civil
Un grupo de barcos de la Policía de Gibraltar interceptó ayer una patrullera de la Guardia Civil - EFE

Gibraltar se queja de la actuación de la Guardia Civil

Considera «abusivo» que impidiera a la Policía gibraltareña detener a un sospechoso en aguas próximas a La Línea

MADRID Actualizado:

La situación vuelve a tensarse entre el Gobierno español y las autoridades gibraltareñas, tras el último incidente en el mar entre patrulleras de la Guardia Civil y de la Policía del Peñón. El Gobierno de Gibraltar ha hecho público este miércoles un comunicado en el que acusa a los agentes de la Guardia Civil de mantener un comportamiento «abusivo» y «totalmente inaceptable» y dice que se pone en peligro la consecución de acuerdos en el marco del Foro Tripartito de Diálogo.

Contrariamente a lo que se ha informaba en un primer momento, el incidente, registrado el pasado martes, no se produjo cuando una patrullera de la Benemérita perseguía a una lancha neumática, procedente de San Roque, y se vio interceptada por la Policía de la colonia británica. En realidad, según fuentes solventes consultadas por ABC, eran los policías gibraltareños quienes perseguían a la lancha, pilotada por un supuesto narcotraficante, desde que dobló Punta Europa. El tripulante de la lancha se dirigió hacia el Boquete de Poniente en La Línea de la Concepción, donde fue retenido por la Guardia Civil.

La patrullera gibraltareña llegó hasta el lugar, en aguas españolas, y sus tripulantes llegaron incluso a subir a la lancha, donde mantuvieron un forcejeo con los guardias civiles, pretendiendo llevarse la embarcación y detener al sospechoso. Finalmente, el supuesto narcotraficante quedó en manos del Instituto Armado, mientras la Policía de Gibraltar se llevó la lancha al Peñón.

El incidente de produce sólo unas semanas después de que dos agentes gibraltareños allanaran sin autorización un domicilio de San Roque, lo que, tras la denuncia hecha por ABC, provocó las protestas españolas y las disculpas gibraltareñas.

El comunicado difundido este miércoles por las autoridades de Gibraltar sobre el incidente del martes, no hace ninguna alusión a la soberanía de las aguas en las que se produjeron los hechos, y subraya que la actuación «cuestiona la cooperación entre la Policía de Gibraltar y la Guardia Civil».

Tras afirmar que se toma «muy en serio» lo sucedido, el Gobierno de Peter Caruana señala que va a «considerar los efectos que tendrá sobre asuntos relacionados». De manera más explícita, añade que lo sucedido «cuestiona la viabilidad de la cooperación entre la policía de Gibraltar y la Guardia Civil, así como la conclusión de acuerdos en este terreno dentro del Foro Tripartito». Hasta la tarde de ayer, no se había producido ninguna reacción del Ejecutivo español al comunicado de Gibraltar.

Cooperación en materia de seguridad

La cooperación en materia de seguridad es uno de los asuntos sobre los que se viene trabajando en el seno del Foro Tripartito, con la intención de llegar a un entendimiento de manera que en la próxima reunión a nivel ministerial, que debe celebrarse antes de fin de año, se pudiera anunciar algún tipo de acuerdo.

Los incidentes entre policías gibraltareños y españoles se repiten con gran frecuencia en las aguas situadas a tres millas de la costa del Peñón, cuya soberanía reclama España, pero también el Reino Unido, a pesar de que por el Tratado de Utrecht, nuestro país sólo cedió las aguas del puerto.

El diputado del PP José Ignacio Landaluce ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, que «defienda a la Guardia Civil» y «proteste» ante el Foreign Office británico por los obstáculos que la Policía gibraltareña y la Armada británica ponen a la labor del Instituto Armado.