El anuncio del ERE de Povisa causa sorpresa en Sanidad

La dirección del Sergas llevaba meses negociando la renovación del acuerdo con el centro vigués para 2011

Actualizado:

VIGO

El anuncio por parte del centro sanitario privado de Povisa en Vigo sobre un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter extintivo, que será presentado la próxima semana y que afectará a unos 800 trabajadores, a los que deberán sumarse los aproximadamente 400 contratos de obra ligados directamente al concierto con el Servicio Gallego de Salud (Sergas), ha sido toda una sorpresa para la Xunta, que desde hace meses mantiene abierta una negociación con el complejo para renovar el convenio que concluye el próximo 31 de diciembre.

En este sentido se pronunciaba ayer la delegada del Gobierno autonómico en la ciudad, Lucía Molares, quien, tras confirmar que por el momento no han recibido documento alguno, defendió que la directora general del Sergas ultima con la dirección del hospital olívico la renovación de la subvención, «del mismo modo que se ha negociado con otros centros privados de la Comunidad». «Tengo la convicción de que este asunto acabará resolviéndose satisfactoriamente entre las partes», aseguró la representante de la Xunta.

No obstante, y como viene siendo habitual, el alcalde de la ciudad utilizó la polémica para cargar contra el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo. Así, mientras que la Asociación Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSPG), a la que el regidor ha apoyado en sus muchas manifestaciones contra la que consideran «privatización de la asistencia hospitalaria», acusó a los responsables de Povisa de utilizar el temor de sus trabajadores con el fin de «chantajear y presionar» al Sergas, la interpretación que hace el primer edil vigués es muy diferente: «tengo una enorme preocupación con la amenaza que la Xunta está poniendo sobre los trabajadores y sobre el funcionamiento del sistema sanitario en el área de Vigo».

Garantías

Es más, las palabras de ayer por parte de la conselleira de Sanidad, Pilar Farjas, dejan sin sentido las críticas de Caballero. Clara y rotunda afirmó que se trata de un centro de los de mayor calidad en Galicia, «la Xunta lo reconoce como tal y seguirá apostando por la garantía de funcionamiento de este hospital vigués». Al respecto precisó que «en estos momentos se están negociando todos los conciertos para su renovación anual y en el caso concreto de Povisa tanto en lo que es el cierre de la cláusula de 2010 como el nuevo concierto para los próximos años».

«De siempre hemos manifestado la importancia de este hospital que atiende a una población de 140.000 vigueses, y además valoramos el compromiso y la oportunidad que ofrece con la construcción del nuevo hospital público de Vigo para facilitar la libre elección de los ciudadanos del área de referencia», señaló la titular sanitaria gallega. «Este es el contexto de trabajo y seguiremos apostando por la garantía de funcionamiento de un hospital que tiene una alta calidad y que tradicionalmente ha colaborado en la atención a los pacientes vigueses», sentenció.