De la mano de Neira Vilas
Neira Vilas e Francisco López durante a inauguración da exposición - XUNTA
cultura

De la mano de Neira Vilas

La ciudad herculina acoge desde hoy la muestra «Querido Balbino, 1961-2011. Memorias dun neno labrego», un recorrido por la vida del padre de la novela juvenil gallega

LA CORUÑA Actualizado:

La historia de Balbino, aquel niño de aldea que en la década de los sesenta personificó la realidad de la Galicia rural, regresa ahora de la mano de su creador, Xosé Neira Vilas, como la obra más leída de la historia de la literatura gallega. Para celebrarlo, una exposición itinerante recorrerá los principales museos y bibliotecas de la Comunidad dando la oportunidad a los visitantes de recorrer, a través de los ojos de este afamado protagonista, cincuenta años de vivencias en la carrera de su autor.

«Querido Balbino» se articula así sobre dos ejes bien definidos dentro de la trayectoria de Neira Vilas. Por una parte, se presenta su evolución como narrador a partir de fotografías, documentos y cartas que marcan distintas etapas de su andadura vital, como sus años en el exilio cubano o su relación con su esposa Anisia Miranda. Paralelamente, el público podrá aproximarse al recorrido editorial que vivió Memorias dun neno labrego, como un fenómeno sin parangón dentro de las letras gallegas. Los más de 600.000 ejemplares que circulan a día de hoy por las bibliotecas de medio mundo y las numerosas adaptaciones teatrales y audiovisuales a las que el texto ha dado lugar son algunos de sus logros. Aunque, por encima de todo, Balbino puede vanagloriarse de que la historia de su infancia se haya convertido en la novela más traducida de la literatura gallega y, también, en el texto de cabecera con el que muchos niños se inician en la lectura.

Junto a los documentos que sintetizan el paso del tiempo por la obra de Neira Vilas, diez obras pictóricas firmadas por autores gallegos ponen cara al pequeño de Vila de Cruces, «Un rapaz de aldea. Coma quen dis, un ninguén. E ademais, pobre». Entre los artistas que se inspiraron en las descripciones del narrador pontevedrés se cuentan pinceles como el de Siro López o Chema Pazos.

Y como no podía ser de otro modo, la exposición se cierra con una misiva que el propio Neira Vilas dirige a su hijo literario medio siglo después. El texto, titulado, «Carta a Balbino» recuerda, como señaló el director xeral do Libro, Francisco Barxas, «cincuenta años de unas páginas magistrales que pasaron ya por las manos y los ojos de unas cuantas generaciones. Cincuenta años de una obra que podría estar escrita hoy mismo».