Imagewn de archivo de una consulta médica
Imagewn de archivo de una consulta médica - INÉS BAUCELLS
Sanidad

Los PAC vivirán 12 días de huelga «testimonial» para exigir mejoras en las urgencias de Primaria

Los trabajadores de Atención Continuada denuncian la precariedad de sus jornadas por la falta de un plan riguroso para asegurar los relevos y su discriminación salarial en el cómputo de permisos. La Consellería reafirma su voluntad de diálogo y su compromiso en ir recuperando incrementos retributivos

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Saben que será una «huelga testimonial» puesto que el 100% de servicios mínimos requerido en el caso de dispositivos de urgencias invalidará en la práctica el impacto directo de sus movilizaciones, pero los trabajadores de los Puntos de Atención Continuada (PAC), agrupados en la Plataforma PACS en Pé de Guerra, se han plantado ante la falta de avances en sus negociaciones con Sanidade. Con el respaldo unánime de las organzaciones sindicales representadas en la mesa sectorial, irán a la huelga los martes, viernes y domingos comprendidos entre el 16 de octubre y el 11 de noviembre; doce días en los que, si bien el funcionamiento de los centros estará garantizado por la alta exigencia de los servicios mínimos, sindicatos y trabajadores se emplearán a fondo, afirman, en un trabajo de información y sensibilización a la ciudadanía sobre las necesidades de las urgencias de Atención Primaria, organizadas en 90 PAC asistidos por unos 900 trabajadores.

La convocatoria de huelga, registrada este miércoles por CIG, CCOO, UGT, C-SIF, CESM, O'Mega y Satse, obedece, según han expresado las organizaciones sindicales en rueda de prensa, a la falta de voluntad de negociación real demostrada por la Consellería en seis meses de conversaciones. Entre las principales reinvindicaciones del colectivo figura la clarificación de su jornada, estructurada desde el acuerdo de 2008 en 1.451 horas ordinarias, y reforzada por la insuficiencia de personal con 230-600 horas complementarias de adscripción voluntaria. Por efecto de la mala gestión de los recursos humanos, sostienen, las dificultades de encontrar profesionales para los relevos limitan en la práctica la voluntariedad de estas horas complementarias y fuerza a las plantillas a trabajar con jornadas imprevistas y prolongaciones forzosas. Por ello, reclaman a la Consellería un plan de contingencias consensuado, que ordene y aporte claridad sobre los procedimientos de coberturas de ausencias, reduciendo las posibilidades de sucesos lamentables como el reciente fallecimiento en el PAC de A Estrada de un paciente cuando en el centro no se encontraba ningún médico. El facultativo había sido requerido para una urgencia exterior y el refuerzo previsto no había podido ser cubierto ante la imposibilidad de localizar a un médico disponible.

El cómputo de las incapacidades temporales y días de permiso es otra de las demandas en liza: en lo que consideran una aplicación «torticera», estos días se descuentan en sus retribuciones por jornada complementaria, a diferencia del resto de personal, donde se convalidan como 7 horas de actividad dentro de la jornada ordinaria. También demandan que se completen sus pluses por trabajo en noches y festivos, que tras la congelación de mejoras retributivas aplicada en 2010 se mantienen en el 80% de las cuantías firmadas en 2008. La tabla de reivindicaciones incluye otras cuestiones referidas a la seguridad laboral, como la demanda de equipos de protección específicos para las urgencias en accidentes o catástrofes, o de práctica asistencial, como la revisión de criterios que condicionan sus retribuciones variables: entre ellos, la supresión del porcentaje de derivaciones a hospitales de cada médico de PAC como elemento a tener en cuenta en el salario.

Las condiciones de estrés e imprevisibilidad de jornada, apuntó Elisa Ausín, portavoz de la Plataforma PACS en Pé de Guerra, están convirtiendo a las urgencias de Atención Primaria en un sector en el que «la mayor parte de la gente está de paso». «Los que quedamos somos los que protestamos y lo hacemos porque creemos en este servicio, que es muy necesario, muy bonito, y que soluciona muchos problemas», sostuvo.

En respuesta a la convocatoria de huelga, la Consellería de Sanidade ha reiterado su disposición permanente al diálogo y su voluntad de llegar a acuerdos «que permitan continuar avanzando en la mejora de las condiciones de trabajo del personal de los PAC». Así, afirma, ya ha transmitido en reuniones previas con los representantes de los trabajadores su disposición a atender peticiones concretas de las organizaciones como el pago de la doble dieta por domingo/festivo o la revisión del criterio de derivaciones hospitalaras señalado más arriba.

En un comunicado de prensa, la Consellería incide en otras mejoras de carácter general abordadas en los últimos tiempos, como la implantación de la carrera profesional ordinaria (con un incremento retributivo del 6% para 22.000 profesionales de la sanidad pública), el aumento sostenido de plazas de Medicina Familiar y Comunitaria en las ofertas de formación sanitaria especializada o la apuesta por la Atención Primaria en las ofertas públicas de empleo, con 1.358 plazas de médicos de familia y enfermería en el periodo 2012-2017, expone. En paralelo, el departamento que encabeza Jesús Vázquez Almuíña, incide en su voluntad de «ir recuperando otros incrementos retributivos conforme a lo que determinen las leyes de presupuestos».