Planta de PSA en Vigo
Planta de PSA en Vigo - EFE
Economía

PSA Vigo producirá las pre-series del nuevo todocamino en mayo

La empresa propone pasar a 250 operarios a los dos turnos de la M2 y al que quede en la M1, y a otros 100 al turno de noche

SantiagoActualizado:

La planta viguesa de PSA Peugeot Citroën comenzará la producción de pre-series del nuevo modelo -el 'todocamino' conocido como proyecto V20- en el próximo mes de mayo, y el lanzamiento industrial tendrá lugar en el tercer trimestre de 2019, de manera que el sistema de montaje M1, para el que se está negociando un expediente de regulación de empleo temporal, tendrá tres turnos en enero de 2020.

Así lo ha trasladado la empresa a los sindicatos en la reunión de la comisión negociadora del ERTE, que ha tenido lugar este jueves. En el encuentro, han dado a conocer a los representantes de los trabajadores el escenario de industrialización vinculado al lanzamiento del nuevo modelo, y les ha confirmado que el 'todocamino' tendrá una versión eléctrica.

La empresa prevé que, a partir del mes de mayo, con la producción de las pre-series, la cadencia de trabajo se incremente en la M1 hasta llegar a los 45 coches por hora. Actualmente, con la producción de Peugeot 301 y C-Elysée en ese sistema de montaje, la cadencia es de algo menos de 25 vehículos hora, debido a la baja demanda, lo que llevado a la dirección a plantear un expediente de regulación de empleo y la supresión de un turno de trabajo.

El lanzamiento industrial del nuevo modelo, que llevará a la línea M1 a incrementar su producción, tendrá lugar en el tercer trimestre de 2019 y, un tiempo después, la versión eléctrica. De esta manera, en el mes de octubre, se empezaría la «formación» del segundo turno de esta cadena de montaje y, en diciembre, del tercer turno, de modo que se prevé que, en enero de 2020, la M1 cuente con tres turnos de trabajo.

Regulación de empleos

Con respecto a la situación actual de los trabajadores de esa línea M1, que monta los modelos Peugeot 301 y C-Elysée, y a los que debe aplicarse el ERTE por baja producción -mientras no se fabrica el nuevo modelo-, la empresa ha concretado que, con la eliminación de un turno, serán finalmente 350 los operarios que deberán ser «recolocados».

La dirección ha planteado que 250 trabajadores -operarios contratados fijos a tiempo completo- se asignen a los dos turnos de la línea M2 y al turno que quede en la M1, y que otros 100 empleados -con contratos a tiempo parcial- pasen a «turnos variables», básicamente, al turno de noche de la M2.

Por otra parte, la empresa ha avanzado a los trabajadores que el actual taller de baterías para coches eléctricos que hay en la fábrica viguesa será «adaptado» para llegar a producir 10 baterías por hora, de manera que tres de cada diez baterías serían para suministrar la planta de Balaídos y, el resto, para proveer a las demás plantas del grupo PSA en Europa.

Con respecto a las reclamaciones de los sindicatos de que, antes de aplicar un ERTE se busquen alternativas, como redistribuir la carga de trabajo entre las dos líneas de montaje, la empresa ha insistido en que esa solución no es viable. Primero, han incidido, porque las plataformas de montaje son distintas y no se justificaría invertir en adaptarlas para un período tan corto, y en segundo lugar, porque la línea de ferraje no tendría capacidad para atender las furgonetas que se hicieran en la M1.

Sindicatos

El sindicato mayoritario en la empresa, el SIT, ha señalado, tras escuchar los planteamientos de la dirección, que «esto aún es el principio de la negociación», aunque ha dado por hecho que, con esos planes de recolocación, habrá trabajadores eventuales que o bien «se vayan para casa» o bien sean trasladados al fin de semana.

El presidente del comité, Juan José Muñoz, ha indicado que la intención de este sindicato es que las medidas de regulación afecten al menor número posible de empleos y, en cualquier caso, que se estudie la situación de cada operario afectado -bolsa de horas, preferencia de reubicación, etc.-

Mientras, otros sindicatos han sido más claros a la hora de mostrar su rechazo a las propuestas de la dirección.