Puerta de la vivienda
Puerta de la vivienda - EFE

Maltrato de menoresContinúa la limpieza por orden judicial del piso del bebé ingresado en Lugo: era «un estercolero»

Los trabajos prosiguen dos días después del acceso a la vivienda. Los Servicios Sociales de la ciudad no habían recibido ningún aviso sobre la situación de insalubridad en el hogar

SantiagoActualizado:

Los servicios sociales de la ciudad de Lugo no habían recibido ninguna alerta o denuncia sobre las condiciones en las que vivía el bebé de dos meses que permanece ingresado en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) por supuestos malos tratos. Así lo ha dicho a Ep el portavoz socialista del gobierno local de Lugo, Miguel Fernández, que ha confirmado que este miércoles continúan las labores de «limpieza» de la vivienda donde vivía el menor con sus padres, en el número 23 de la calle Irmáns Carro, donde se han encontrado grandes cantidades de basura y objetos, en lo que fuentes de la investigación han calificado como un «estercolero». Fue el juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, a cargo del caso, el que ordenó tras la detención de los padres la limpieza de la vivienda, «por salud pública en el entorno y por posibles infecciones en el edificio».

A la vista de lo que allí se encontraron los operarios de limpieza, «fue necesario reforzar ese servicio con personal de Urbaser», que este miércoles continúan con los trabajos en el interior del piso. Una vez que se concluya, ha dicho Miguel Fernández, «se procederá tanto a la desratización como a la desinfección del edificio».

Tras la Xunta de Goberno, el portavoz ha confirmado, no obstante, que no existía ninguna denuncia en los servicios sociales municipales sobre esta situación y que este departamento no tenía constancia, algo de lo que se ha mostrado sorprendido. «En todo caso, quiero agradecer a los servicios sociales, de medio ambiente y de salud pública la agilidad que tuvieron para responder a esto», ha dicho.

El bebé permanece ingresado en la UCI del Lucus Augusti, «estable», dentro de la gravedad, según confirmó la subdelegada del Gobierno en la provincia. Isabel Rodríguez explicó que los padres, ahora en libertad con una orden de alejamiento tras prestar declaración el martes noche, llevaron al menor al centro de salud Plaza de Ferrol de Lugo el pasado viernes. Tras una primera atención médica, y dada la gravedad de sus lesiones, el bebé fue trasladado a la UCI del HULA, donde continúa ingresado. El lunes por la mañana se activó el protocolo ante un posible caso de malos tratos y esa misma tarde, a instancias del juzgado, la Policía Nacional se desplazaba a la vivienda de la calle Irmáns Carro, procediendo a la detención de los progenitores y comprobando el estado de insalubridad de la vivienda.

Según confirmó el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, la Administración autonómica se acordará la «tutela urgente» del menor.