MIGUEL MUÑIZ
XACOBEO 2021

Inversión de 7 millones para ampliar la red de albergues en el Xacobeo

La oposición critica la falta de concreción y contenido del plan estratégico de la Xunta

SantiagoActualizado:

Tras su presentación en sociedad el pasado mes de julio, el plan estratégico del Xacobeo 21 llegó ayer al primer Pleno del nuevo curso político en el Parlamento gallego. El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, compareció a petición propia para desgranar un documento que prevé un desembolso autonómico de 247 millones de euros. Aunque las líneas generales ya se conocían, Rodríguez avanzó algunas de las actuaciones concretas, como la mejora y ampliación de la red pública de alojamientos para peregrinos.

El Consello de la Xunta abordará mañana con más detalle el plan de albergues, pero el conselleiro anunció que se invertirán siete millones de euros en obras de mantenimiento en los 70 existentes y también se crearán nuevos alojamientos apostando por la rehabilitación de edificios y no por la nueva construcción. Rodríguez repasó otras líneas de actuación previstas, como el plan de rehabilitación de los Bienes de Interés Cultural que se encuentran en los distintos Caminos. En este caso, la Xunta espera la implicación del Gobierno central, que debería aportar unos 100 millones de euros. También destacó que el plan de mantenimiento de las rutas jacobeas está ya licitado y adjudicado «con la mayor inversión de la historia para la conservación -15,6 millones de euros-». En este punto el conselleiro aprovechó para abrir otro frente con el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero. «Gracias a él o por culpa de él [Vigo] es el único ayuntamiento del mundo en el que el Camino no está señalizado porque bloquea la señalización», afirmó.

Planificación

Pese a la insistencia del conselleiro en que Galicia lleva tiempo preparándose y planificando el próximo Año Santo, la oposición acogió el plan estratégico con duras críticas. Mientras Rodríguez lo definió como el «más extenso y ambicioso que ha desarrollado nunca un Xacobeo», los grupos de la izquierda censuraron la falta de concreción del documento. De «folleto propandístico, lleno de lugares comunes» y «broma» lo tachó Pancho Casal, del Grupo Mixto. «Papel mojado y propaganda», añadió Noa Presas desde el BNG. «Esto no pudo valer 66.000 euros», ironizó la nacionalista sobre lo que definió como «sumatorio de desideratums y propósitos difíciles de creer pero sin calendario de ejecución y sin concreción presupuestaria». Concepción Burgo, diputada del PSdeG, ahondó en la crítica. «No existe plan, esto es decepcionante». Desde el Grupo Común da Esquerda, Ánxeles Acuña, denunció que el plan debería proteger el Camino y la Xunta «está haciendo todo lo contrario». La diputada pidió al conselleiro que se oponga a proyectos como la Mina de Touro, después de que el Icomos -un órgano asesor de la Unesco- revelase que su impacto podría hacer perder el título de Patrimonio de la Humanidad.

Por su parte, la diputada popular María Antón pidió al conselleiro que «no se preocupe» por las críticas de la oposición, ya que «el Gobierno del PPdeG sigue cabalgando y trabajando» para crear una estrategia a desarrollar a lo largo de los próximos años.