Núñez Feijóo presidió este lunes la reunión de la comisión organizadora del Xacobeo 2021
Núñez Feijóo presidió este lunes la reunión de la comisión organizadora del Xacobeo 2021 - DAVID CABEZÓN/XUNTA
Xacobeo 2021

La Xunta dota 247,7 millones y espera al Gobierno central para el Año Santo

Un total de 105 millones entre este año y 2022 se invertirán en infraestructuras con la vista puesta en la perdurabilidad. Un archivo de memorias o actividades nocturnas para retener a los viajeros en Compostela, entre los planes esbozados

SantiagoActualizado:

Tres Xacobeos en once años —además de en el próximo 2021, el 25 de julio coincidirá en domingo en 2027 y 2032— suponen un reto mayúsculo y una oportunidad gigante para la Comunidad que alberga el destino último de una ruta milenaria que cada año conduce hasta la Catedral de Santiago a más de trescientas mil personas. «El Xacobeo es un motor con un efecto multiplicador que debemos aprovechar a lo largo de toda la próxima década», ilustró esta mañana el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la presentación del Plan Estratéxico Xacobeo 2021 elaborado por la Administración autonómica —junto con la Iglesia Católica, la Delegación del Gobierno en Galicia o el Ayuntamiento de Santiago— para vertebrar una actuación colectiva que, enfatizó, echa a andar con año y medio de previsión y con vocación de constancia y perdurabilidad para mostrar la mejor Galicia al mundo a lo largo de los cerca de «5.000 días» que restan hasta que la Puerta Santa vuelva a cerrarse en diciembre de 2032.

El documento estratégico, que hoy mismo iba a ser remitido por la Consellería de Cultura a los grupos parlamentarios y que próximamente será desgranado por el conselleiro Román Rodríguez en la Cámara autonómica, está programado a cuatro años (2019-2022) y cuenta con un compromiso presupuestario de 247,7 millones de euros, a cargo del Gobierno gallego. De ellos, 105 millones se corresponden con inversiones en infraestructuras, orientadas al mejor mantenimiento y conservación de la Ruta. La cifra, recordó Feijóo, deberá crecer una vez que pueda constituirse el Gobierno de España. «Esperamos un compromiso activo por parte del Ejecutivo central», apuntó al respecto el presidente de la Xunta, quien recomendó a todos los agentes implicados «recoger el principal testigo que nos cedería cualquier caminante: la generosidad». En manos de la Administración General del Estado están, por ejemplo, los 100 millones de euros contemplados en el Plan de Inversiones en Bienes de Interés Cultural (BIC) en el Camino, con el que la Xunta prevé rehabilitar más de treinta conjuntos monumentales. Igualmente pendiente de la constitución del nuevo Gobierno se encuentra la convocatoria del Consorcio de Santiago, llamado a establecer líneas de acción consensuadas entre las tres administraciones (local, autonómica y estatal) que lo integran.

La presentación del plan estratégico apura la marcha en un trayecto —ya iniciado en 2017 y 2018 con la inversión por parte de la Xunta de 33 millones de euros— que maneja como próximos hitos la resolución esta semana de la convocatoria O Teu Xacobeo (el programa de subvenciones ideado para favorecer la participación y la diversidad en el diseño de las actividades del Año Santo), la presentación en septiembre del plan de albergues, la apertura en octubre del complejo de alojamiento del Monte do Gozo o la presentación, ya en el último mes del año, del detalle de la programación del Xacobeo 2021. Con la presentación del evento en Fitur arrancará el cronograma de 2020, en el que también se destaca la apertura en febrero de una oficina del Camino de Santiago en Roma o la tercera edición, en junio, del ya consolidado festival de música O Son do Camiño.

A partir del diagnóstico obtenido de un proceso participativo en el que tomaron parte, entre otros, más de 400 peregrinos encuestados, expertos en gestión cultural y turismo y representantes de entidades involucradas en el Camino, el plan estratégico define principios de actuación clave, como los relacionados con la descentralización de las actividades ( extendiendo la acción más allá de Santiago) y la desestacionalización, apostando por una programación continuada y sostenida en el tiempo. Actividades nocturnas en espacios significativos para el Camino y en torno a relatos de la peregrinación que puedan servir para acercar a población local y peregrinos e incentivar a estos últimos a extender su estancia en Galicia, o un gran registro vinculado al Xacobeo que custodie la memoria vinculada a la Ruta son algunas de las acciones esbozadas en el documento.

Signo de identidad europea

La puesta en valor del Camino como signo de la identidad cultural europea es otra de las líneas de actuación programadas, en un momento en el que el espíritu europeo atraviesa horas bajas. «Hagamos ostentación de este sentimiento y seamos quien de extenderlo», defendió Núñez Feijóo, reivindicando la «galleguidad entendida como puente hacia las demás culturas» y a Galicia «como origen y destino de la gran idea que es Europa».