Mónica Oltra, a su llegada al Palau de la Generalitat este miércoles
Mónica Oltra, a su llegada al Palau de la Generalitat este miércoles - EFE

Ximo Puig y Mónica Oltra se reúnen en privado en plena crisis del Consell

El encuentro, que ha durado una hora, ha sido el primero que tienen desde los desencuentros ocurridos en el seno del Gobierno valenciano la semana pasada

VALENCIAActualizado:

Tras los desencuentros ocurridos en el seno del Gobierno valenciano de la semana pasada, el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, han mantenido este miércoles una reunión de carácter privado de aproximadamente una hora de duración, la primera que tienen desde entonces.

Oltra ha llegado al Palau pasadas las 10.30 horas y lo ha abandonado, sin hacer declaraciones, pasadas las 11.30, y por el momento se desconoce el contenido del encuentro que ha mantenido con Puig, después de que el pasado domingo ambos no coincidieran en Morella (Castellón) durante el Sexenni pese a la pretensión de la vicepresidenta y coportavoz de Compromís de poder hablar personalmente con el líder del PSPV-PSOE.

La semana pasada, altos cargos de Compromís se enfrentaron públicamente a los del PSPV a cuenta del apoyo dado por Puig y el conseller socialista de Hacienda, Vicent Soler, al Gobierno central en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, después de la abstención de la Comunitat Valenciana en el celebrado en julio.

También Oltra criticó la presentación del proyecto de comisaría específica para violencia machista que acogerá próximamente la Ciudad de la Justicia de València, hecho público por la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, al argumentar que se había llevado a cabo sin comunicárselo a la Conselleria que ella dirige y es la competente en la materia.

Desde entonces se han sucedido los comentarios cruzados en redes sociales y también en declaraciones a los medios entre responsables de ambos partidos, mientras el otro firmante del Pacte del Botànic, Podem, ha solicitado que se reúna su comisión de seguimiento lo antes posible, algo que desde el PSPV prefieren retrasar hasta otoño.