El detenido, custodiado por la Guardia Civil junto a la entidad bancaria donde ha sido identificado
El detenido, custodiado por la Guardia Civil junto a la entidad bancaria donde ha sido identificado - ABC
Alicante

Se topa con el mismo ladrón que le robó un año antes en el mismo banco

El consumado «cogotero» bien vestido tenía cinco órdenes de detención por hurtos en Madrid, Santander y Guadalajara

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un hombre ha identificado en Crevillente (Alicante) al ladrón que le había robado un año y medio antes en el mismo banco y -con una gran sangre fría- ha alertado discretamente a la Guardia Civil, que a los pocos minutos han capturado al delincuente con antecedentes, un consumado «cogotero» en hurtar dinero a sus víctimas fingiendo que les ayudaba con un pinchazo en el coche, que él causaba previamente.

En el caso de la víctima que ha propiciado su arresto, le robó más de 13.000 euros al descuido al salir de la misma entidad bancaria.

El sospechoso, de 22 años y nacionalidad colombiana, llevaba en el momento de su arresto documentación falsa y tenía en vigor cinco órdenes de búsqueda y detención dictadas por juzgados de Madrid, Santander y Guadalajara, así como por las comisarías de Madrid-Retiro y Almería, según un comunicado del instituto armado.

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Elche (Alicante), que, según la Guardia Civil, ha decretado "su libertad con cargos".

Al parecer, el joven robaba a sus víctimas utilizando el método conocido como "cogotero": las distraía con cualquier excusa para quitarles el dinero y los objetos de valor que portaban.

Así le ocurrió, en junio del año pasado, a un vecino de Crevillent, a quien supuestamente le hurtó un maletín con más de 13.000 euros en su interior cuando acaba de salir de una sucursal.

El robo se produjo después de que la víctima se subiera a su vehículo y dejara el maletín en el asiento del copiloto. Antes de arrancar, un joven bien vestido le hizo señales en la ventanilla para indicarle que tenía una rueda pinchada.

Ofrecía su ayuda

Muy amable, el joven tuvo el detalle, incluso, de ayudarle a comenzar a cambiar el neumático, momento en que presuntamente se apoderó del dinero sin que el conductor, aturdido por la situación, se diera cuenta.

Más de un año después de este suceso, la víctima se encontraba realizando unos trámites en el mismo banco cuando se percató de que una de las personas que estaban allí era el sospechoso, por lo que se puso en contacto con la Guardia Civil, que lo capturó fuera de la oficina bancaria.

En su americana, el detenido llevaba un punzón que había fabricado el mismo para pinchar las ruedas de los coches, así como un teléfono móvil con auriculares y documentación falsa.

Una vez en dependencias de la Guardia Civil, los agentes comprobaron que, además del perpetrado en 2017, era el presunto autor de al menos otros tres hurtos y de un robo con violencia.