Una intérprete de lengua de signos
Una intérprete de lengua de signos - MIKEL PONCE
Valencia

Un profesor de lenguaje de signos pierde su trabajo por su sordera

El afectado lleva años enseñando esta materia y ha firmado la aptitud para nuevos titulados, pero él no se puede presentar por su discapacidad

VALENCIAActualizado:

Un profesor sordo que llevaba dos años impartiendo clases de lengua de signos en un colegio público de Real de Gandía (Valencia) ha perdido su plaza al exigirle ahora como requisito tener el título de «intérprete», que no docente, un diploma que él no puede acceder por su discapacidad auditiva del 33%.

Se trata de Miguel Ángel Cuevas, un especialista en lengua de signos, que ha explicado a EFE que se siente "mal", "discriminado" y "decepcionado" por no haber podido iniciar el curso y ha reclamado su readmisión y que adecuen los requisitos "para tener la misma igualdad de oportunidades".

Cuevas, de cuya situación ha informado este viernes el periódico Levante-EMV, ha denunciado la "incoherencia" que supone que le reclamen un título que actualmente "no existe", ya que ahora es el de Mediación Comunicativa, al que ya se ha matriculado y sí puede acceder.

Ha incidido en que él reunía todos los requisitos para el puesto, título de Valencià y titulación universitaria entre otros, pero la Conselleria de Función Pública le ha "excluido" por carecer del título de Intérprete de Lengua de Signos.

"No lo tengo porque mi discapacidad auditiva no me permite presentarme y si siquiera me convalidan los títulos que tengo", se ha quejado.

Cuevas, que también es graduado en Educación Social, ha explicado que incluso ha sido instructor durante la fase de prácticas de los alumnos que se preparan para sacarse ese título al que él no puede acceder y firmaba las actas para "decir que eran aptos" para lograrlo.

Con el apoyo de asociaciones y sindicatos, Cuevas ha presentado un recurso ante la Conselleria para que evalúen su situación y le readmitan pero "aún" no ha recibido respuesta.

"Me siento marginado tras este cambio del perfil profesional", ha asegurado y ha añadido que no quiere ningún trato especial sino que se actualicen los requisitos de las bolsas para "tener igual de oportunidades y trabajo para todos, no solo para los intérpretes, también para los sordos que somos especialistas".

Fuentes de la Conselleria de Educación han explicado a EFE que la bolsa la crea Función Pública porque, al no existir un cuerpo de intérpretes de lenguaje de signos, se contrata a personas que hagan su función pero "no son personal docente".

Según han explicado, Función Pública no puede crear una bolsa de trabajo si no hay una titulación vinculada a ese empleo y, por tanto, "era necesario indicar qué titulación habilita para desarrollar el trabajo".

Cuevas, han explicado, "tiene un título no reglado que no es válido para formar parte de una bolsa de trabajo del grupo B, porque no es una titulación oficial y así lo marca la normativa estatal".

Las mismas fuentes, que han recordado que se reunieron con Cuevas y le explicaron la situación, han indicado que esta bolsa tiene una duración de tres años, renovable uno más y, a partir de entonces, se tendrá que crear el cuerpo específico y "puede que entonces pueda acceder porque tenga otras titulaciones regladas".