Imagen de Eduardo Zaplana tomada el día de su detención - ROBER SOLSONA
Caso Erial

Primeras palabras de Eduardo Zaplana tras quedar libre: «Nunca cobré ni un euro en sobornos o comisiones»

El expresidente valenciano defiende su inocencia tras 259 días en prisión preventiva

VALENCIAActualizado:

El expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana ha hablado por primera vez de su situación procesal después de 259 días preso y lo ha hecho para defender su inocencia. Así, a la espera de recibir el alta médica y poder abandonar el hospital La Fe de Valencia, el que fuera ministro de Trabajo ha expresado «con la mayor rotundidad que nunca participé en las adjudicaciones de contratos de las que se me acusa de haber cobrado comisiones ilícitas». Al respecto, ha citado «las que se produjeron tras el proceso de privatización de las ITV (en 1997) o el desarrollo del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana, cuya adjudicación en 2003 se produce cuando ya no era presidente de la Generalitat Valenciana».

En un comunicado, Zaplana ha lamentado «que el secreto total de las actuaciones judiciales desde que se incoaran en 2015 me impide conocer los elementos sobre los que se basa mi imputación». Pese a ello, ha recalcado que «en los distintos cargos públicos que he tenido el honor de desempañar mientras estuve dedicado a la política, probablemente cometí errores, pero puedo asegurar que nunca cobré ni un euro en sobornos o comisiones ilegales, ni me apropié ni distraje fondos o activos relacionados con la Administración Pública».

El juzgado de instrucción número 8 de Valencia investiga, entre otras actuaciones, el presunto cobro de comisiones ilegales. La magistrada ha acordado este jueves la libertad de Zaplana con medidas cautelares, como la retirada del pasaporte.

Esta decisión se produce después de que hayan fructificado los trabajos de los investigadores en países de Sudamérica y Europa durante los últimos meses, que han indagado en el entramado societario que podría haber construido Zaplana en paraísos fiscales, según fuentes cercanas.

Una vez localizado el rastro del dinero, según fuentes judiciales citadas por Efe, el juzgado ya ha librado una orden para que le sean transferidos esos fondos, de modo que se hará imposible que ni Zaplana ni los otros dos detenidos -el abogado Francisco Grau y el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló, ambos puestos en libertad- puedan acceder a ellos. Las mismas fuentes han indicado que existen indicios de que la mayor parte (90%) de estos 6,3 millones de euros pertenecen a Zaplana, mientras que el resto sería de Barceló y Grau.

Zaplana, que ha pasado los últimos 51 días hospitalizado, ha recordado que «en 2008 abandoné voluntariamente la actividad política y me dedique a la actividad privada, sobre la cual también puedo dar todas las explicaciones sean oportunas acerca de su legalidad, transparencia y regularidad».

El expresidente valenciano ha insistido qen que «no tengo ni he tenido ninguna cuenta en Suiza ni en ningún otro país fuera de España, ni a mi nombre ni al de terceros. Tengo la tranquilidad absoluta de poder defender mi inocencia cuando se me permita».

Al respecto, ha indicado que «dedicaré todos mis esfuerzos a demostrar mi inocencia y a restaurar la honorabilidad de mi nombre, para que mis hijas y mis nietos puedan llevarlo con orgullo. Sólo espero que la enfermedad que padezco me conceda al menos el tiempo suficiente para cumplir con este postrer cometido».