Fernando Llopis - El último liberal

Oltra, Marzà y Puigdemont

«La postura de Compromís frente el procés: Morera y Oltra parecen querer jugar a poli bueno, poli malo, mientras unos los alaba, la otra se distancia»

Fernando Llopis
Actualizado:

En una Comunidad muy, muy lejana….

La vicepresidenta entró en el ascensor y pulsó el botón que permitía dirigirse hacia el sótano -3. Una vez allí se dirigió hacia el despacho que quedaba justo enfrente del ascensor y abrió la puerta sin llamar. Dentro del despacho, al verla, un hombre se levantó de su despacho y con una sonrisa en los labios dijo “Bon dia o bona tarda, no se quina hora és”.

-Buenas tardes, Vicente, ya hace tiempo que hemos comido. Y como ya te dije, hasta que no pasen las elecciones debemos limitar al máximo nuestras conversaciones en catalán, ya sabes que la ultraderecha trifásica tiene escuchas en todas partes y puede utilizarlo en nuestra contra.

-Lo sé, por eso apenas me dejáis salir, dada la polémica de mis decretos de inmersión en cata.., digo valenciano. ¿A qué debo el honor de tu visita?

- Sé que eres un fan de Puigdemont

-Mucho

-Pues me he peleado con él por Twitter.

-Nooo, pero si es el que nos guía el camino, ¡es la luz en la oscuridad!, ¡no puedes haberle insultado!, No le habrás llamado Caranchoa, ¿verdad?

-No te preocupes, solo le he dicho que mientras los políticos catalanes de izquierdas están en prisión, los de derechas no hacen más que colgar fotos de sus comilonas en las redes sociales.

- ¿Cómo?

-Pero no te preocupes, que antes de decírselo le he enviado un mensaje directo privado en el que le digo que vamos a hacer como que nos peleamos porque el tripartito del Botànic peligra en las próximas elecciones.

-Vaya, ¿Quieres que salga a la luz otra vez?

-No, que en ese caso no solo peligraría, sino que perdíamos seguro. Pero tranquilo, que mayo está muy cerca y pronto podrás volver con tus decretos de inmersión. Es más, hasta es posible que Ximo adelante las elecciones tras haberlo hecho Pedro Sánchez.

- ¡Que bien!, pues esperaremos hasta entonces, pero me pueden las ganas de decretar. Adiós, vicepresidenta.

-Adeu, company.

Y la vicepresidenta volvió a introducirse en el ascensor sabiendo lo difícil que iba a ser que pudieran repetir en el gobierno, pero tocaba intentarlo de cualquier forma, de hecho, se arrepintió de no haber llamado Caranchoa a Puigdemont en el tuit, seguro que hubiese sido trending topic.

Mónica Oltra y Enric Morera, en las Cortes Valencianas
Mónica Oltra y Enric Morera, en las Cortes Valencianas - MIKEL PONCE

Ya en nuestro mundo, yo me pregunto si son creíbles estas peleas en público entre los líderes independentistas o son más bien un intento de volver a engañar a los valencianos sobre la postura de Compromís frente el procés. Morera y Oltra parecen querer jugar a poli bueno, poli malo, mientras unos los alaba, la otra se distancia.

A mi me parece que es demasiado tarde para guardar distancias con este proceso de independencia, ya que han permanecido, en el mejor de los casos, de perfil durante demasiado tiempo. Y no puedo acabar sin recordar a la señora Oltra algo sobre su apreciación de los “heroicos” políticos de izquierdas en prisión y los cobardes de derechas en el destierro. De los siete políticos fugados a Bélgica, tres son de Junts per Cataluña, tres de Esquerra Republicana y una de la CUP. Así, que una de dos, o ERC y la CUP han entrado en un proceso de derechización repentina o la señora Oltra parece no saber sumar.

Fernando LlopisFernando Llopis