Inspección a una plantación ilegal de marihuana
Inspección a una plantación ilegal de marihuana - ABC
Valencia

La Guardia Civil desarticula una banda de 17 traficantes con 6.000 plantas de marihuana

La organización criminal búlgara reclutaba a compatriotas en su país que luego cultivaban la droga en chalés de urbanizaciones de lujo

VALENCIAActualizado:

La Guardia Civil ha desarticulado en Valencia una organización criminal dedicada al tráfico de marihuana a la que ha intervenido 6.000 plantas, más de 35.000 euros y nueve vehículos, y ha realizado 17 detenciones.

Los investigados reclutaban a personas búlgaras para cultivar la droga en varios chalets de la provincia de Valencia.

Según el instituto armado, se ha detenido a 15 hombres y 2 mujeres con edades comprendidas entre los 25 y los 58 años, todos ellos de nacionalidad búlgara, en el marco de la Operación Green House.

A los detenidos se les imputan delitos de cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes, defraudación del fluido eléctrico, blanqueo de capitales y organización criminal.

La investigación, iniciada por el Equipo de Policía Judicial de Riba-roja del Túria, detectó que el grupo criminal traía a los ciudadanos búlgaros a Valencia para que se dedicaran al cultivo interior de marihuana en chalets alquilados previamente.

Oculta en coches

Estos chalets se localizaban en distintas urbanizaciones de alto nivel económico de la provincia, donde incluso existen empresas de vigilancia privada, lo cual les permitía mantener un alto nivel de producción para exportarlo al extranjero a través de dobles fondos en vehículos.

En la investigación se detectó que los vehículos realizaban de manera regular visitas de vigilancia sobre chalets en áreas de poco tránsito en Torrent, Puçol, L'Eliana y Chiva, que estaban alquilados a nombres de personas sin vínculo con la zona.

También se comprobó una manipulación de los contadores eléctricos, la existencia de maquinaria encendida día y noche y que todos los chalets se encontraban habitados por personas que no eran conocidas por los vecinos.

La Guardia Civil hizo en total 11 registros donde, además, se intervinieron múltiples efectos para el cultivo, crecimiento y floración de la marihuana que formaban un sofisticado sistema para la producción de la marihuana con una gran infraestructura de maquinaria y herramientas.