Economía

Feria Valencia induce una facturación de 1.200 millones en la Comunitat y sustenta 11.000 empleos

Un estudio del IVIE cifra en 129 euros diarios el gasto medio de cada turista extranjero que viene por los eventos comerciales

VALENCIAActualizado:

Feria Valencia induce con su actividad una facturación anual en la Comunitat Valenciana de 1.201,9 millones de euros y sustenta 11.143 empleos, en el caso de la cifra económica, un impacto de 514, 9 millones de euros en el Producto Interior Bruto (PIB) y que representa el 0,5 por ciento del total. En cuanto a los puestos de trabajo, equivalen al el 0,6 por ciento de la ocupación en este territorio.

Así lo indica el estudio realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) sobre el impacto económico de la actividad de Feria Valencia en la Comunitat, un documento que mide variables como esta repercusión en el PIB autonómico y el negocio inducido generado en los distintos sectores económicos de la región.

Este análisis, hecho durante 2018 pero sobre datos cerrados de 2017, precisa también que por cada euro destinado al funcionamiento de Feria Valencia se generan 23,9 euros en ventas y 10,2 euros de PIB, así como que cada millón de euros destinado al funcionamiento de la feria sustenta 221 empleos a tiempo completo.

El trabajo se ha presentado este jueves en un acto celebrado en la institución ferial en el que han participado su presidente, José Vicente González; la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra; el alcalde de Valencia, y presidente del Patronato de Feria Valencia, Joan Ribó, y el catedrático de Análisis Económico en la Universitat de València, director adjunto de Investigación del IVIE y director del estudio, Joaquín Maudos.

En la presentación del estudio, Maudos ha explicado que los 1.201,9 millones de facturación inducidos en la Comunitat tienen su origen en cuatro fuentes: la propia actividad de Feria Valencia, que impacta en 40,4 millones; el gasto de los visitantes, que supone 58,9 millones; el gasto de los expositores, 71,9, y el negocio inducido a los expositores por haber acudido, con 1.030,7 millones.

El catedrático ha agregado que el gasto turístico de los visitantes de Feria Valencia se estima en 28,3 millones, con un gasto medio diario de 98 euros los nacionales y de 129 los extranjeros. Por lo que respecta a los expositores, ha precisado que en 2017 acogió a 3.272 y ha agregado que en un estand pequeño ha gastado por término medio 7.000 euros, mientras que la media de los grandes fue de 33.000.

Maudos ha indicado que el gasto total realizado por los expositores en la Comunitat se ha estimado en 34,1 millones. En cuanto a las ventas de expositores valencianos generadas por su presencia en certámenes de Feria Valencia, le atribuyen el 7,5% de su facturación anual total -se estima un volumen de 710 millones, ha matizado--.

Igualmente, ha detallado que esa facturación la genera el sector servicios, con 771,2 millones; el manufacturero, con 198,8; el de la energía, con 154,2, y el resto de sectores, con 76,8. Los 514,9 millones de impacto en el PIB valenciano y los 11.143 empleos sustentados gracias a la actividad de Feria Valencia se generan a través de los gastos de esta institución, 18,9 millones y 497 empleos; el gasto de los visitantes, 15 millones y 620 empleos; el gasto de los expositores, 41,1 millones y 794 empleos, y el negocio que se crea para los expositores valencianos, 439,6 millones y 9.232 empleos.

«Batalla de la supervivencia»

El presidente de la institución ha valorado el crecimiento experimentado en los últimos ejercicios por Feria Valencia, con "más expositores y visitantes" tras haber superado una "crisis" en la que la institución "estuvo a punto de desaparecer" y con la que se vio ante "una cuestión de pura supervivencia" que le llevo a una "lucha muy dura" tras la que se puede decir que "la batalla de la supervivencia está vencida".

González ha dicho que el negocio ferial "va creciendo" y ha apostado por "anticiparse a las necesidades de los clientes", para ofrecerles los servicios que necesitan con el fin de "facilitar" su estancia, su negocio y las circunstancias para que "saque el mayor provecho". Ha considerado "herramientas fundamentales" y no "enemigos" la digitalización e internet, pero ha defendido el mantenimiento del "cara a cara" entre comprador y expositor.

"Feria Valencia crece. Pagamos puntualmente a proveedores y empleados pero no nos conformamos. La empresa tiene que crecer. La empresa que no crece, que se anquilosa, acaba muriéndose y no queremos que muera Feria Valencia", ha aseverado. Ha instado a aprovechar las "magníficas instalaciones, infrautilizadas" y ha agradecido el respaldo de Ayuntamiento y Generalitat y la "hoja de ruta" marcada para el futuro de la institución. "Si lo hacemos bien soy de la opinión de que con el socio adecuado en 5 o 6 años se estará en condiciones de duplicar la facturación", ha dicho.

«Efecto multiplicador»

Ribó ha resaltado la "gran importancia" del informe porque "pone negro sobre blanco" que la actividad de esta institución tiene "un efecto multiplicador en la economía" y "la creación de empleo" en "Valencia, su área metropolitana y el resto de la Comunitat Valenciana".

En esta línea, el alcalde ha señalado que "siempre" ha considerado que las de Feria Valencia son "el mejor escaparate para los productos y servicios" del tejido productivo valenciano, además de valorar el número de expositores y visitantes "de medio mundo" recibidos en los certámenes celebrados, "con un efecto director en términos de producción, renta y empleo" en nuestro entorno.

"Hoy las cifras nos reafirman en nuestras previsiones más optimistas", ha dicho el primer edil, al tiempo que ha resaltado "las más de 450.000 visitas y los 3.272 expositores que acogió esta feria en 2017, con un impacto de 615 millones de renta en la Comunitat". Ha subrayado que "los sectores más beneficiados" de esta actividad son "los servicios a empresas, el comercio, la hostelería, el transporte y las comunicaciones". "Feria Valencia es una gran inversión que dinamiza y promociona nuestros sectores productivos", ha insistido.

Del mismo modo, Oltra ha hablado de esta entidad como "motor de dinamización" y "elemento generador de riqueza", a la vez que ha subrayado su "enorme potencialidad" y el "apoyo" que presta al sector empresarial de la Comunitat.

Reestructuración

Tanto Oltra como Ribó han valorado la decisión a partir de 2015 de "los nuevos gobiernos llegados a la Generalitat y al Ayuntamiento" para, como ha dicho el segundo, iniciar, tras "el desorden dejado por los anteriores gestores", la "reestructuración" de Feria Valencia, un proceso "complejo" y en ejecución en la actualidad. Ha defendido "las medidas necesarias" adoptadas para "rescatar" la entidad, con una supervivencia "en peligro" y ha repasado todo el proceso llevado a cabo, también para asumir desde la Generalitat, como "obligación social", su situación.

El alcalde ha afirmado que el estudio del IVIE "autoriza y "refuerza" en esa revisión "a todo el equipo que trabaja constantemente" en ello desde el Consell, el consistorio y la institución ferial. "Los poderes públicos no podemos hacer otra cosa que apostar por Feria Valencia y conseguir aumentar su actividad y efecto multiplicador en la economía valenciana", ha defendido. Oltra ha valorado que tras siete años tenga "resultado positivo" y ha marcado "objetivo de futuro" que "refuerce su papel esencial como polo de atracción".