La consellera de Sanidad, Carmen Montón, este viernes tras el Pleno del Consell
La consellera de Sanidad, Carmen Montón, este viernes tras el Pleno del Consell - EFE
Servicios

Sanidad reforzará con 300 empleos La Ribera para su reversión a la gestión pública

La directora general de la Alta Inspección Sanitaria, Isabel González asumirá la gerencia del área sanitaria

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La actual directora general de Alta Inspección Sanitaria, Isabel González, será la gerente del departamento de Salud de La Ribera a partir del 1 de abril, cuando este departamento pase a ser de gestión pública directa tras la extinción del contrato de la concesión de los últimos 18 años. Y esta reversión del modelo llevará aparejado un refuerzo de plantilla de 300 empleos.

Así lo ha anunciado la consellera de Sanidad, Carmen Montón, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, en el que se ha aprobado el decreto que regula la integración del personal del departamento de salud de la Ribera tras la extinción de la concesión y un acuerdo sobre el régimen retributivo del personal subrogado.

Montón ha indicado que, de esta forma, concluyen todas las acciones sobre el personal de ese departamento sanitario, que tendrá una plantilla de 1.423 trabajadores indefinidos, 254 temporales que se van a contratar por la bolsa que se abrió en febrero (en la que hay más de 14.000 profesionales), y 310 trabajadores estatutarios.

Además, se van a incorporar 303 nuevos trabajadores para ampliar la plantilla y alcanzar la ratio de la sanidad pública valenciana en ese departamento, ha indicado Montón, quien ha precisado que la transición de los trabajadores está "suficientemente clara y se dan todas las garantías".

Más servicios

La consellera ha reiterado que se mantendrá la cartera de servicios y se aumentarán las prestaciones, como el nuevo servicio de cirugía pediátrica, y ha lamentado la falta de "colaboración" de la empresa concesionaria, que por nueve veces ha intentado sin éxito "entorpecer o paralizar" el proceso de reversión en los tribunales.

Ha defendido que el proceso de reversión se ha hecho de manera "ordenada, planificada y transparente", ya que se comunicó que no se prorrogaba 18 meses antes y las normas de reversión se comunicaron hace doce meses.

Ocho días faltan para la finalización del contrato con la empresa concesionaria y el inicio de la gestión pública en el departamento de La Ribera, que supone "un compromiso cumplido" del Pacto del Botánico porque para el Consell la salud "es un derecho, no un negocio", ha manifestado.

Montón ha asegurado que el decreto desarrolla la Ley de Acompañamiento en la línea de la subrogación laboral y la continuidad de los trabajadores ya que, una vez extinguidos los contratos con la concesionaria, la Conselleria subrogará los contratos vigentes a 1 de abril en sus mismos términos y condiciones, según establece el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores.

El decreto también define que el personal laboral mantiene todos sus derechos de jurisdicción social y de negociación colectiva con los representantes legales de los trabajadores.

En cuanto al personal estatutario, regula el derecho de opción para este personal fijo en situación de excedencia, y tendrán tres meses para decidir si optan por el reingreso como estatutarios o por mantener su condición de personal laboral.

La consellera ha recordado que se han mantenido reuniones periódicas con todos los jefes de servicios para priorizar los puestos más deficitarios, como son la atención urgente, la atención primaria o algunos servicios del hospital de la Ribera.

Así, se reforzará la atención primaria, la atención de urgencia y la hospitalización a domicilio, que tiene "mucho margen de mejora", según Montón.

Asimismo, ha confirmado que todos los turnos de los profesionales están organizados para este año, como también la planificación asistencial, por lo que los usuarios "van a continuar teniendo a su médico".

Este año se destinará una inversión de 5,7 millones de euros y, junto con la de 2019, se llegará a una inversión de 7,1 millones, que se corresponden con "el beneficio empresarial".

Sobre el posible borrado de datos en el Hospital de la Ribera, la consellera ha señalado que los servicios de inspección están levantando actas sobre estos incidentes, de los que se tiene constancia que han ocurrido en el servicio de Farmacia, Calidad, Salud Mental y la Unidad de Conductas Adictivas.

Se está recopilando toda la información para ver si es necesario dar "el siguiente paso" y adoptar alguna medida administrativa o de otra índole, ha explicado, y ha agregado que se tendrá que evaluar "hasta qué punto" una empresa se puede "saltar" las normas de reversión.

Sobre los dictámenes del Consell Jurídic Consultiu, ha indicado que el decreto ha sido aprobado de conformidad con las recomendaciones, sugerencias e instrucciones que marca este órgano estatutario.