Alberto Caparrós - CRÓNICAS SABÁTICAS

El amago de encierro de Mónica Oltra y la entrevista a Davide Livermore

«Este miércoles se dirimió uno de los principales pulsos de la legislatura entre Compromís y sus socios de Gobierno»

Alberto Caparrós
VALENCIAActualizado:

Este miércoles nos desayunamos con la extraordinaria entrevista de Rosana Belenguer Crespo a Davide Livermore en las páginas de Cultura de la edición nacional de ABC. El extintendente del Palau de les Arts atendió a nuestro periódico mientras recogía sus pertenencias en el que había sido su despacho en el coliseo del antiguo cauce del río y sus palabras de despedida, plasmadas con el rigor y la profesionalidad que caracterizan el trabajo de Belenguer Crespo, no dejaron indiferente a nadie. De hecho, están grabadas y se transcribieron de forma literal. Esto sí que es lo que hay.

Con el Consell revolucionado aquel día por las declaraciones de Livermore en nuestro periódico, la atención de Mónica Oltra esa mañana no estaba fijada precisamente en la ópera de Valencia. Este miércoles, representantes de los sindicatos UGT, CCOO y CGT se encerraronn en las oficinas centrales del Instituto Valenciano de Atención Social y Sanitaria (Ivass), una entidad dependiente de la Conselleria que dirige la vicepresidenta de la Generalitat con una tasa de interinidad del ochenta por ciento, en la que el 95 por ciento de la plantilla son mujeres y cuyo salario medio apenas alcanza los mil euros mensuales por jornadas que incluyen domingos, festivos y noches.

Imagen de archivo de Vicent Soler y Mónica Oltra
Imagen de archivo de Vicent Soler y Mónica Oltra

Los sindicalistas encerrados reclamaban la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el Ivass, que estaba pendiente de un informe favorable de la Conselleria de Hacienda y Sector Público, dirigida por Vicent Soler. Hasta ahora, nadie sabe a ciencia cierta cuántas personas trabajan en la entidad. Una deficiencia heredada del anterior Gobierno que el actual Consell no había resuelto en dos años y medio. Oltra se desplazó al Carreró de Suay, donde la entidad tiene sus oficinas centrales, y desde ahí, junto a los representantes de los sindicatos, se personó en la sede de Sector Público en la plaza de Nápoles y Sicilia. El encuentro no estuvo exento de tensión. De hecho, algunas fuentes conocedoras del mismo sostienen que Oltra llegó a a amenazar en la Conselleria dirigida por el PSPV con encerrarse ella misma con los sindicatos. Este miércoles se dirimió, de forma soterrada, uno de los principales pulsos de la legislatura entre Compromís y sus socios de Gobierno.

Imagen del encierro de este miércoles en la sede del Ivass
Imagen del encierro de este miércoles en la sede del Ivass- ABC

La vicepresidenta ganó el envite y logró su propósito. Según se encargó de difundir su departamento, el desbloqueo de la RPT «permitirá mejorar las condiciones laborales de los empleados de la entidad pública y crear nuevas plazas y hacerse cargo de las casi 3.000 personas mayores de edad tuteladas por la Generalitat». Hacienda y Sector Público evitó la incómoda foto de la vicepresidenta encerrada con los sindicatos (eso sí hubiera sido un «cante» para abrir portadas y no lo del Palau de les Arts) pero perdió al alto cargo que firmó el informe en cuestión, que ha presentado su renuncia por sus discrepancias por la forma en la que se ha resuelto el conflicto y será destituido a petición propia.

Alberto CaparrósAlberto CaparrósJefe de secciónAlberto Caparrós