El turista estadounidense, tras sufrir la agresión en plaza Cataluña
El turista estadounidense, tras sufrir la agresión en plaza Cataluña - Efe

Los Mossos detienen a un mantero como presunto autor de la agresión a un turista en Barcelona

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones relacionadas con los hechos

BarcelonaActualizado:

Los Mossos d'Esquadra Agentes han detenido este viernes a un vendedor del top manta, de nacionalidad senegalesa y de 32 años, como presunto autor de la agresión que sufrió un turista estadounidense y su familia hace una seana. A través de las gestiones realizadas con el Consulado de Estados Unidos en Barcelona, los investigadores localizaron finalmente los afectados, que el viernes denunciaron los hechos a la policía.

Los hechos ocurrieron en la Plaza Cataluña el pasado martes cuando un grupo de manteros agredió al hombre y su familia cuando intentaban mediar en una discusión que previamente se había iniciado entre el grupo de hombres y otras personas. El hombre sufrió heridas en la cabeza y fue trasladado al hospital, donde después de ser atendido por los servicios médicos fue dado de alta. Dos miembros de su familia sufrieron diferentes golpes y contusiones en el marco de los hechos, por lo que también denunciaron los hechos

La información que las víctimas aportaron a los investigadores y la visualización de las imágenes registradas por diferentes personas que presenciaron los hechos en directo han permitido a los Mossos identificar al presunto autor de los hechos gracias a la colaboración de la Guardia Urbana.

A partir de la información disponible los investigadores han podido localizar esta persona, que ha sido detenida en el barrio del Besòs como presunto autor de los delitos de lesiones y desórdenes públicos. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones relacionadas con los investigados por estos hechos.

Ayer mismo, los manteros ofrecieron una rueda de prensa en plaza Cataluña para negar la versión del turista agredido y asegurar que que ellos recibieron una agresión previa. Así, según el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, la pelea pelea se originó cuando unos hombres «borrachos, y que llevaban una botella de cerveza en su mano, estaban regateando con un mantero e insistiendo en pagar «un precio que el mantero no podía aceptar». «Los hombres borrachos trataron de tontos a los manteros y utilizaron un discurso muy racista», explicaron. Cuando el mantero les dijo que se marcharan y que al darse la vuelta, los hombres le pegaron dos golpes en la nuca y en la espalda, con la botella al vendedor ambulante.

Fue entonces, siempre según los vendedores, cuando otros manteros acudieron a ayudarle y apareció el estadounidense, «que intervino de forma violenta contra nuestros compañeros». A partir de ese momento, reconocieron, se puede ver el resultado en el vídeo que circuló, en el que aseguran que los compañeros empujaron al turista para «evitar que siguiera con su violencia», pero no lo hizo, y además intervino una persona que estaba con él.