Los centros ligados a la Iglesia catalana practicaron IVEs

Actualizado:

De poco sirvió la polémica. Pese a negarlo públicamente, los hospitales participados por la Iglesia catalana siguieron practidando abortos durante el año 2010. Así lo constatan los últimos datos del Ministerio de Sanidad sobre Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) hechos públicos ayer.En el listado de hospitales abortistas de Cataluña facilitado ayer por las autoridades sanitarias figuran, entre otros, el Hospital de Sant Pau de Barcelona y el de Granollers, dos de los salpicados por la polémica y que desde un primer momento han negado realizar estas prácticas. El primer centro, participado por el Arzobispado de Barcelona, ya negó en 2010 haber practicado abortos, pese a aparecer en este listado. Poco después de que este diario aireara la denuncia, en julio de 2010, el Arzobispado de Barcelona y la dirección del hospital negaron con contundencia realizar abortos. Algo parecido ocurrió con el Hospital de Granollers.