Carles Puigdemont
Carles Puigdemont - IREUTERS

Puigdemont y ANC pedirán castigar a España por vulneración de derechos de las minorías

Inician una recogida de firmas para que se aplique el punto 7 del Tratado de Lisboa

BruselasActualizado:

El expresident Carles Puigdemont, como dirigente del Consell de la República, y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, han anunciado una Iniciativa Ciudadana Europea para que se investigue y se castigue a España, en su caso, por supuesta vulneración de derechos de las minorías, entre otros.

Esta Iniciativa Ciudadana Europea, han explicado este jueves, tiene el objetivo final de que se aplique contra España el artículo 7 del Tratado de Lisboa, que se activa cuando un país no respeta los derechos y principios fundacionales comunitarios y permite que el Estado miembro denunciado deba dar cuentas de su respeto a los derechos y valores europeos, so pena de sanciones como la privación de veto en las decisiones del Consejo Europeo.

Entre otros ejemplos de derechos fundamentales que consideran quebrantados están "el deficiente reconocimiento y escaso respeto de los derechos de las minorías", "la politización de las altas instancias jurisdiccionales" españolas, "la utilización espuria" de mecanismos como las euroórdenes, o "la vulneración de derechos civiles y políticos", punto este último en el que han incluido el caso de la exclusión del propio Puigdemont de las listas a las elecciones europeas.

"Los ciudadanos tenemos que implicarnos en defensa de la democracia, los que creemos en la Europa como espacio de protección de los ciudadanos y no solo de los Estados", ha explicado en rueda de prensa Puigdemont, quien ha dicho lamentar que "el Estado español esté tristemente contribuyendo a la democracia europea".

El expresidente huido a Bélgica, acompañado también de los también huidos y excluidos de la candidatura de JpC Clara Ponsatí y Toni Comín, ha señalado que si la CE no aceptara el registro de su Iniciativa Ciudadana Europea considera que hay "jurisprudencia válida" para recurrir el caso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Por su parte, Paluzie ha explicado que son siete ciudadanos de siete Estados miembros, como marcan los requisitos legales, quienes firman la Iniciativa (España, Francia, Alemania, Bélgica, Finlandia, Suecia y Eslovenia).

Si se admite a trámite la iniciativa por parte de la CE, deberán recoger para formalizar su validez un millón de firmas de apoyo de al menos siete países distintos. El artículo 7 de los tratados se ha activado solo en primera fase para Polonia y Hungría, pero nunca se ha llegado hasta el final, retirar el veto de los países en las decisiones del Consejo, informa Efe.