El presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé - Vídeo: ATLAS

Los Mossos acaban con la trama del 3% en Lérida, con epicentro en la Diputación

Detenido el presidente de la Diputación y se espera una veintena más de arrestos. Las empresas pagaban a la Fundación de CDC a cambio de obras

BarcelonaActualizado:

Los Mossos d'Esquadra han detenido esta mañana al presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé, como cabecilla de otra trama «del 3%» que operaba en la provincia y que tenía su epicentro en ese organismo y en la subdelegación de la Generalitat en la provincia. En este último organismo han sido arrestados dos altos cargos del departamento encargado de la conservación de carreteras.

Los investigadores han comprobado que una red de empresas se beneficiaba de adjudicaciones de obra pública a cambio de pagos a la Fundación de Convergencia, CatDem. Al parecer, además de esos pagos a la entidad nacionalista también recibieron dinero los principales implicados en la red. Dos de los señalados son el presidente de la Diputación y su número dos, que podrían haber recibido miles de euros en este periodo.

Entre los detenidos hay también varios empresarios, principales beneficiarios de este trato de favor que, no hay que olvidar, perjudicaba al resto de las empresas que aspiraban a esos contratos. El «modus operandi» de la red era el mismo que los de la trama del 3% que investiga la Guardia Civil y vuelve a demostrar que esa era una forma de actuar en todo Cataluña.

Primer golpe de los Mossos al núcleo de CDC

Las fuentes consultada por ABC aseguran que se espera una veintena de detenciones más y hay otros tantos imputados. Se trata de la mayor operación contra la corrupción lanzada por los Mossos d'Esquadra y se produce además en un momento en que su actuación es cuestionada por la Generalitat. No en vano, la policía catalana tiene acreditado el circuito del dinero hasta 2013, pero las investigaciones alcanzan hasta 2008. Además de dinero, los arrestados también recibían regalos por esas adjudicaciones irregulares. La investigación está dirigida por el Juzgado de Instrucción 1 de Lérida y la Fiscalía de esa provincia, y ha sido mantenida en el más absoluto de los secretos para evitar filtraciones. Es la primera vez que una operación de los Mossos llega al núcleo duro de poder nacionalista.