TRIBUNA ABIERTA

Enric y la reforma laboral

El verdadero reto que tenemos entre manos es que el marco laboral no sea un impedimento

Actualizado:

ENRIC es un joven emprendedor catalán al que nadie le ha regalado nada, sino más bien lo contrario. Es, como tanta gente de este país, una persona que se ha hecho a sí misma, un pequeño empresario que dio trabajo hasta a treinta personas en un taller textil. Un día las circunstancias se torcieron. Enric entró en la rueda perversa de los impagados, de la falta de crédito, de la imposibilidad de renovar las pólizas y se vio abocado a sustituirlas por créditos avalados con los ahorros personales y con por el patrimonio familiar.

Este círculo perverso con algún impago importante y alguna quiebra lo condujo al cierre. Se impuso indemnizar correctamente a sus trabajadores y lo hizo. Me comentó en medio de la tormenta: «quiero ir con la cabeza bien alta».

Superado el mal trago, perdiendo los ahorros, el patrimonio y casi la salud, Enric —emprendedor de raza—, se levantó de nuevo y volvió a empezar. Tras diversos tanteos, consolidó un pequeño negocio de maquinaria para jardinería. Ahora son dos socios y les va razonablemente bien. Sólo una cosa ha cambiado en su mentalidad. Me lo confesó hace pocos días: «le he jurado a mi esposa que nunca más volveré a contratar a nadie». «Nunca más —me dijo— pasaré por el trance de tener que despedir a personas a las que conozco y con las que he trabajado. Nunca más arriesgaré mi patrimonio».

Es justamente lo que la reforma laboral debe cambiar. Habremos conseguido un objetivo importante si logramos que dibuje un marco de relaciones laborales en las que Enric, y los miles de Enric de nuestro país, vuelvan a contratar. El verdadero reto que tenemos entre manos es que el marco laboral no sea un impedimento. Tendremos una buena reforma laboral, si una vez aprobada, Enric dice a su mujer, mirándola a los ojos, que amplía el negocio y que contrata algunas personas sin poner otra vez en riesgo el patrimonio común. Tan fácil y tan difícil como eso.

Ramon Espadaler es portavoz adjunto de CiU en el Parlament y Presidente del Consejo Nacional de Unió.