El doctor Barri, junto a Victoria Anna, Louise Brown y Anna Veiga
El doctor Barri, junto a Victoria Anna, Louise Brown y Anna Veiga - ABC
SOCIEDAD

Cuatro de cada diez fecundaciones in vitro se hacen con ovodonación

Se multiplican por diez, desde 2009, las mujeres que optan por congelar sus ovocitos

BARCELONAActualizado:

Más de la mitad de las mujeres que optan por la reproducción asistida supera los 40 años de edad. Así lo revelan los resultados de un informe del centro de Salud de la Mujer Dexeus que apunta que los problemas asociados a la edad son la causa más frecuente de la infertilidad.

Según el estudio, presentado en el marco de la entrega del Premio Internacional Fundación Dexeus de la Salud de la Mujer, la edad media de las mujeres que solicitaban tratamientos de reproducción asistida en este centro en 1995 era de 35 años, mientras que en 2016 alcanzó los 39 años, y las pacientes que superaban los 40 años han pasado del 11 por ciento al 50,6 por ciento en el mismo periodo.

Más riesgo de aborto

«La edad de las pacientes avanza y las mujeres llegan a plantearse el embarazo cuando la reserva ovárica ya está muy comprometida», advierte Pere Barri, director del centro Salud de la Mujer Dexeus, y junto a la bióloga Anna Veiga, padres científicos de la primera «bebé probeta» española.

«A partir de los 40 años la probabilidad de embarazo es más baja porque se producen menos óvulos y el 50 por ciento son anormales cromosómicamente; hay más riesgo de aborto, y el embarazo requiere más vigilancia», apunta Barri. Esta situación explica el aumento del 4,7 por ciento en 2010 al 30 por ciento en la actualidad de la técnica de Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) para «mitigar los efectos de la edad», ya que permite examinar el material genético para descartar mutaciones genéticas y malformaciones.

Otros efectos de la maternidad tardía han sido el incremento de las mujeres que recurren a óvulos de donante -según el último informe publicado por la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), España es el país que lleva a cabo más tratamientos de ovodonación, prácticamente el 50 por ciento de los que se realizan en Europa- y de las que congelan sus óvulos porque deciden posponer su maternidad. En la actualidad, el 40 por ciento de las FIV que se realizan son con óvulos de donante.

Edad media de 36 años

Entre 2009 y 2016 se han llevado en el centro que dirige Pere Barri 510 preservaciones de óvulos de mujeres con una media de edad de 36 años. Para Veiga, la congelación es una técnica fantástica, aunque la experta lamenta que esta opción se produzca a veces por no poder compatibilizar la maternidad con la vida laboral.

«No me gusta intentar utilizar determinadas técnicas para hacer apaños de situaciones que no son las que deberían ser», apunta la responsable de I+D+I del Servicio de Medicina de la Reproducción de Salud de la Mujer Dexeus.