James Bernat en la conferencia que presidió en la Fundació Grífols
James Bernat en la conferencia que presidió en la Fundació Grífols - ORIOL CAMPUZANO

Cuando la muerte todavía no es muerte

James L. Bernat, neurólogo y filósofo, reflexiona sobre el concepto de la muerte cerebral, el coma y el estado vegetativo en un ciclo de conferencias

BARCELONAActualizado:

El Dr. James L. Bernat, profesor de neurociencia de la "Darmouth Medical School"(Estados Unidos) y especialista en temas alrededor de la muerte cerebral o encefálica (aquella que se produce cuando fallan irreversiblemente todas las funciones del cerebro), hizo recientemente una charla en el Ateneu Barcelonès en el marco de las “Conferencias de Bioética” de la Fundación Grífols, un ciclo de conferencias anual con presencia de expertos internacionales en bioética, y que este año abordó la muerte cerebral y el estado vegetativo persistente.

Bernat aportó su visión de un tema espinoso, ya que tanto cultural como religiosamente siempre han habido barreras para considerar que una persona a la que su corazón no ha dejado de latir ha fallecido. El ponente habló desde una vertiente clínica pero también filosófica de algunos temas como los criterios para definir la muerte del individuo, cómo se aborda la cuestión España y como dista de los métodos utilizados en Estados Unidos, o qué respuesta eclesiástica tiene el Vaticano de la muerte encefálica.

En este sentido, desde su perspectiva como neurólogo y filósofo, Bernat abordó la controversia alrededor de la muerte vegetativa persistente tras los estudios recientes que evidencian que pacientes en este estado clínico pueden tener signos de actividad cerebral. Esta realidad pondría en cuestión los criterios de los tratamientos de soporte vital en estos casos.

En la charla, que tuvo lugar el pasado miércoles 15 de noviembre en Barcelona, James Bernat manifestó que existe un mala comprensión del concepto “muerte encefálica” y “estado comatoso”. Aunque existe una fina separación entre los conceptos hace falta diferenciarlos "porque son síndromes clínicos distintos", defendió el médico. En el coma, el individuo no tiene percepción de ello y es pasajero o te lleva a la muerte, mientras que el estado vegetativo y el estado de mínima conciencia son trastornos mayoritariamente crónicos.

Desinformación

Por otro lado, el especialista presentó unos informes que constataban que el 54% de los adolescentes españoles ignora el concepto de muerte cerebral, lo que atribuyó a la idea general errónea que transmiten los medios de comunicación. En este sentido, el experto apuntó que sólo un 10% de los artículos abordan correctamente el tema con los términos adecuados, de la misma manera que en el cine solo dos películas de una muestra de 160.000 films abordan correctamente la temática.

J. Bernat concluyó la sesión haciendo hincapié en la necesidad informar mejor sobre esta cuestión tanto por parte de los profesionales médicos, porque “hay una confusión terrible sobre la muerte cerebral y la muerte”. En el transcurso de la charla, y como temas de fondo, se plantearon cuestiones tan trascendentales como "qué es estar vivo" o "qué es estar muerto" u otras que implica la toma de decisiones no siempre fáciles, como el decidir si se mantiene el soporte vital a un paciente con este diagnóstico.