Miles de moteros participan en el desfile de bandreras de la concentración Pingüinos en Valladolid
Miles de moteros participan en el desfile de bandreras de la concentración Pingüinos en Valladolid - F. BLANCO
Sociedad

Los Pingüinos desafían a la lluvia

Miles de moteros protagonizan el tradicional desfile de banderas en la concentración vallisoletana, la mayor cita invernal motera de Europa

ValladolidActualizado:

Miles de moteros han plantado este sábado cara a la incesante lluvia en Valladolid en el tradicional desfile de banderas que cada año protagoniza la mañana del segundo sábado de enero con la llegada de la que es la mayor concentración invernal de Europa, Pingüinos. Así, los amantes de las dos ruedas no se han sentido intimidados por las bajas temperaturas y han conquistado el centro de la capital del Pisuerga, para quemar asfalto y llenar de espíritu las calles.

Tras un receso en el que la concentración en su formato genuino no se celebró, Pingüinos regresó el año pasado y en esta XXXV edición está manteniendo unos altos niveles de participación teniendo en cuenta la meteorología. Según ha explicado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, los participantes que han hecho noche en la campa de la antigua Hípica son similares a los de 2017. En este sentido, desde la organización, expusieron que la cifra de inscritos superaba los 22.000, un número muy positivo aunque asumen que no se van a batir records. El bache que supone la lluvia es que moteros del entorno no se acerquen hoy, pero los que vienen de lejos ya habían llegado.

Acrobacias en la Acera de Recoletos de Valladolid
Acrobacias en la Acera de Recoletos de Valladolid - F. BLANCO

De hecho entre banderas que hoy se han vislumbrado en el desfile destacaban las de puntos tan lejanos como Canadá o Brasil, que se han mezclado con las de distintos rincones del país y los emblemas de España y de Pingüinos. Con los rugidos del motor, los silbatos y los aplausos como banda sonora, los participantes han ido desembarcando en la ciudad ante la mirada de niños y mayores que un año más no han querido perderse la cita aunque fuera bajo el paraguas. Entre carajillos y caldos, los moteros se han aclimatado y capeado el temporal, mientras las acrobacias se sucedían en una Acera Recoletos repleta de público.

Se espera que esta tarde la lluvia abandone el cielo para dejar paso ya bajo la luz de la luna al emotivo desfile de antorchas en recuerdo a los motoristas fallecidos que este año tendrá un recuerdo especial a Ángel Nieto.