Fuentes e Igea se saludan en las Cortes, en una imagen de archivo
Fuentes e Igea se saludan en las Cortes, en una imagen de archivo - F. HERAS

El pacto en Castilla y León coloca a Cs como presidente de las Cortes regionales

El portavoz de la formación naranja es la apuesta de la dirección nacional

Francisco Igea mantiene su exigencia de asumir cinco consejerías del Gobierno regional

Actualizado:

Partido Popular y Ciudadanos intentarán este miércoles dar un empujón definitivo al acuerdo para gobernar en Castilla y León durante el encuentro que tienen previsto mantener las comisiones negociadoras en la sede de las Cortes. Después de una tensa semana de reuniones discretas y mucho teléfono, las dos formaciones políticas se han citado para esta jornada con el objetivo aún complicado de dejar cerrado el acuerdo programático, incluidos los puntos referentes a la regeneración democrática, y consensuar la composición de la Mesa del Parlamento autonómico.

Si durante las dos últimas jornadas no se habían producido avances sustanciales para ir perfilando el pacto definitivo -la constitución de las Cortes el próximo viernes es el plazo máximo- todo apunta, según ha podido saber ABC, a que las comisiones avanzarán en el encuentro de este miércoles y disiparán así las dudas que podrían mantenerse en torno al acuerdo de gobierno. Fuentes de Cs insistieron en que hay pendientes diferentes aspectos programáticos y, sobre todo, cuestiones puntuales que tienen que ver con la tan aclamada regeneración democrática y que se confía en que hoy se podrán cerrar. «El objetivo es que la gente note que las cosas han cambiado, que no pueda parecer un gobierno del PP», señalaron las mismas fuentes. Lo cierto es que el candidato de Cs a la Presidencia de la Junta, Francisco Igea, se ha mostrado durante las últimas jornadas muy esquivo y duro con el devenir de las negociaciones, una acritud que ha suavizado en las últimas horas.

Más optimistas se mostraron, sin embargo, en el PP, formación en la que reconocen que aún no se ha comenzado a hablar de distribución de poder. Uno de los negociadores, Raúl de la Hoz reconoció ayer que, aunque la intención es que el jueves se pueda cerrar el acuerdo, antes de llegar a la sesión constitutiva del Parlamento autonómico que se producirá un día después, aún no se había avanzado en el diseño ni de la Mesa de las Cortes ni de la estructura de la Junta. En cualquier caso, señaló que «hay buena sintonía y buen ambiente, al margen de las lógicas reivindicaciones». Demandas entre las que se encontraría por parte de la formación naranja, la Presidencia de las Cortes regionales. Desde la Dirección nacional de Cs se apuesta por el portavoz del Grupo en la anterior legislatura, Luis Fuentes, aunque la otra opción defendida por el propio Igea es la leonesa Ana Carlota Amigo, que podría estar en la dirección del grupo. Todo hace indicar que Fuentes tiene muchas más posibilidades de convertirse en presidente de la Cámara legislativa debido a que también tiene el apoyo de un gran número de procuradores del Grupo Parlamentario. Precisamente, hoy se cerrará la composición de la Mesa, que se enfrenta a diferentes variables: desde el 2-2-2 (dos PP, dos Cs y dos PSOE), hasta el 3-2-1 (PP, Cs y PSOE). En cuanto a la estructura de la Junta, la formación de Rivera mantiene su exigencia de que asumir cinco consejerías, las mismas que el PP, de forma que aumentaría en uno los departamentos de la Junta. Con tantos escenarios, «todo está abierto», señaló ayer en los pasillos de las Cortes De la Hoz, aunque «se va avanzando». «Las negociaciones nunca son fáciles, pero confío en la lealtad y responsabilidad de Ciudadanos», apunto.

Igea y Mañueco hablan

Sin embargo, ayer, en el Parlamento, había poco movimiento en los despachos de los dos grupos, aunque había contactos, según insistieron sus protagonistas. Las conversaciones al más alto nivel, entre el presidente de los populares en la Comunidad y candidato a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el de Cs, Francisco Igea, también se están produciendo.

En la formación naranja se sigue imponiendo el silencio y ninguno de sus dirigentes autonómicos quiere informar públicamente de cuanto acontece para llevar a buen término el acuerdo. Es sabido que las sensibilidades entre unos y otros en el seno de Cs no son las mismas y que, de hecho, Igea ha asumido a regañadientes un pacto con el que no se identifica pero que le ha venido impuesto desde la dirección nacional y, concretamente, desde el mismo Rivera. De ahí que hasta que no se ponga negro sobre blanco y se rubrique el acuerdo nada se dé por seguro. Y eso a falta de dos días para que se constituyan las Cortes.