El músico español Nacho Cano durante el concierto del Festival Sonorama Ribera ofrecido esta noche en la localidad burgalesa de Aranda de Duero - EFE | Vídeo: ATLAS

Nacho Cano hace historia ante un entregado Sonorama Ribera

El artista ofreció uno de los conciertos más esperados del festival rodeado de vocalistas de otras bandas que hicieron suyos sus temas más reconocidos

ROSA ÁLVAREZ
Aranda de Duero (Burgos)Actualizado:

Las expectativas eran altas para la noche del sábado del Sonorama 2019. Nacho Cano regresaba a los escenarios tras más de dos décadas apartado de ellos y asumía el reto de que el público del festival vibrara con las canciones a las que en su día puso voz Ana Torroja. Lo hacía rodeado de 'amigos', de vocalistas de bandas que hicieron suyas sus letras. El recinto -con más capacidad que en ediciones anteriores- estaba abarrotado para recibir al artista, que salió acompañado del vocalista de Miss Cafeína. 'Héroes de la Antártida' y 'El 7 de septiembre' fueron las canciones elegidas para un arranque sin mucha fuerza, empañado por la lluvia y algún fallo de sonido. Siguió Rafa Sánchez, de La Unión, que entonó 'Sildavia' y 'Lobo hombre en París' y Gabriel De la Rosa, de Shinova, condujo el 'Barco a Venus' antes de que Javiera Mena avisara al público: 'No controles'.

Funcionó. Los presentes -de edades más variadas que en otros de los shows- respondieron y se animaron con la chilena y con la interpretación de 'Aire' de Maryan Frutos (Kuve), que fue una de las más coreadas. Zahara, que había ofrecido el concierto previo, y Santi Balmes, de Love of lesbian, también fueron invitados a compartir el escenario con Nacho Cano, que fue entrando en calor a medida que avanzaba el espectáculo en los teclados y también literalmente, ya que fue quitándose la ropa hasta quedarse sin camiseta.

Mikel de Izal y Rulo se atrevieron con éxito con 'Hoy no me puedo levantar' y 'Me colé en una fiesta' y Shuarma, de Elefantes, inició un 'Mujer contra mujer' que remató Javiera Mena, a la que invitó Nacho Cano porque «ha hecho mucho por la canción». Todos son «artistas excelentes», agradeció al grupo que lo acompañó, antes de continuar apuntando que «si alguien lo ha sido» también es Camarón de la Isla. Con él grabó 'Por la cara' y ante la imposibilidad de revivirla juntos este sábado lo hizo con 'Tomatito'. «Es la primera vez que la tocamos juntos».

Paco Claver y Rocío de las Chillers invitaron a saltar con maquillaje y Shuarma regresó para cerrar, para cantar la canción de la despedida, 'Vivimos siempre juntos'. El único de los temas que no pertenece a su época con Mecano, sino que forma parte de su segundo disco en solitario, 'El lado femenino'.

Era el momento del adiós, de poner fin a un concierto que estaba llamado a «hacer historia», que fue grabado con drones para ser emitido como documental en Netflix, que hizo bailar, que cantó público de edades dispares, que fue iluminado por fuegos artificiales y que reunió a un gran número de artistas que arroparon a Nacho Cano y se fundieron en un abrazo antes de que el escenario quedará vacío para continuar con el programa. Hubo también entonces un momento para dar las gracias, a la organización, al festival y a Aranda del Duero, para la que reivindicó la autovía, un hospital y, en definitiva, que la localidad tenga «lo que le salga de los cojones». Era imposible no cerrar con una gran ovación