ICAL

Mantienen la petición de prisión permanente revisable para la madre de Sara y su expareja por violación y asesinato

Los análisis del Instituto Nacional de Toxicología hallaron restos biológicos de Roberto H.H. bajo las uñas de la niña

Valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Fiscalía y las acusaciones del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Valladolid por el crimen de la pequeña Sara en agosto de 2017, elevaron este jueves a definitivas sus conclusiones y mantuvieron para Davinia M.G., madre de la menor, y para su expareja sentimental, Roberto H.H., acusado de ser el autor material de los hechos, su petición de prisión permanente revisable por la violación y el asesinato de la pequeña.

A la espera de los alegatos finales, previstos para mañana, en la jornada de hoy los facultativos del Instituto Nacional de Toxicología que analizaron las muestras tomadas por los médicos forenses de Valladolid, confirmaron que bajo las uñas de la pequeña encontraron restos celulares del acusado.

Gracias a esta prueba, las acusaciones sostienen que la niña llegó a defenderse de la brutal agresión que sufrió, provocando pequeñas heridas en las manos y los antebrazos de Roberto H.H., lesiones que su defensa achaca a su profesión de mecánico.

También declararon los responsables del Laboratorio Biológico-ADN de la Comisaría Central, que analizaron varias pruebas remitidas por la Policía Científica de Valladolid. Aunque en sus estudios no encontraron ni sangre ni restos de ADN bajo las uñas de la menor, si que confirmaron que los pelos aparecidos en un pijama corto del acusado pertenecían a Sara, y que en esta misma prenda se descubrieron restos de sangre de la niña, así como en la paredes de su dormitorio y tanto en las sábanas de su cama como en la cama de matrimonio.

Fuentes judiciales explicaron a la Agencia Ical que no hay ninguna contradicción entre los resultados de la prueba del Instituto de Toxicología y la que realizó el Laboratorio Biológico de la Policía, dado que son métodos diferentes.

Aunque la Fiscalía introdujo algunas modificaciones en su relato de los hechos, elevó a definitiva su conclusiones, y mantiene la prisión permanente revisable para ambos acusados. El Ministerio Fiscal considera a Roberto H.H. autor material de seis delitos de maltrato con lesiones en el ámbito familiar, un delito de maltrato habitual, otro de violación a una menor de 16 años y asesinato. Mientras, respecto de la madre le imputa los mismos delitos por omisión, así como otro, este en calidad de autora material, de abandono de menores. Así, mantiene para ambos procesados, por el delito de asesinato, prisión permanente revisable, y penas que suman 24 años de cárcel para Roberto por el resto de delitos y de 25 años para la progenitora de la pequeña.

Por su parte, Adavasymt imputa a los dos encausados un delito de asesinato, seis delitos de lesiones y otro de maltrato, así como un delito continuado de violación en el caso de Roberto y de abandono de menores en el caso de Davinia, con lo que junto a la prisión permanente revisable para ambos, la acusación popular pide par la madre penas que suma 13 años de cárcel y para su expareja 24.

Riesgo

Mientras, la Asociación Clara Campoamor, en función del informe forense, ha eliminado de su petición un delito de lesiones relativo al golpe que la niña sufrió en la sien el 28 de julio, pero mantiene el resto de acusaciones. Su abogado, José Antonio Calvo, aseguró tras la jornada de este jueves, que mantiene la acusación contra la madre ya que no hizo nada por proteger a su hija a pesar de saber el riesgo que corría al dejarla en compañía del acusado.

La acusación particular, ejercida por el padre de Sara, mantiene la prisión permanente revisable para Roberto H.H. y la libre absolución de Davinia, al considerar que ella no estaba al corriente de la situación.