Campamento hecho por los trabajadores de Vestas frente a la planta de Villadangos del Páramo
Campamento hecho por los trabajadores de Vestas frente a la planta de Villadangos del Páramo - ICAL
Economía

Network Steel «salva» un millar de empleos con la compra de Vestas

Invertirá hasta 110 millones en ampliar la planta leonesa y adaptarla del sector eólico al metalúrgico

VALLADOLIDActualizado:

La travesía por el desierto de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo (León) parece haber llegado a su fin, y con unos resultados más que positivos tras varios meses de calvario. La empresa Network Steel, dedicada a la metalurgia, es la firma familiar que comprará la factoría, una compañía con la que, según la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha alcanzado «un importante acuerdo» que permitirá mantener la unidad productiva que Vestas pretendía cerrar.

Este proyecto lo detalló el propio grupo siderúrgico, con sede en Madrid y que no es nuevo en tierras castellano y leonesas, ya que tiene dos fábricas en la localidad burgalesa de Aranda de Duero, además de otra en Cantabria. La empresa inversora creará nuevas instalaciones industriales con las que la compañía reforzará sus otras sedes. Ocuparán un total de 35.000 metros cuadrados, de las que tres cuartas partes serán de nueva construcción y el resto de la reforma de la actual sede. Todo ello se creará a partir de una inversión de hasta 110 millones de euros y supondrá la creación de 350 empleos directos, que se ofrecerán de aquí al año 2020, y otros 900 indirectos.

Nuevo ramal ferroviario

El plan del grupo nacional va más allá y, según el comunicado de Network Steel recogido por ABC, está previsto que se desarrolle «un nuevo ramal ferroviario» que conectará las futuras instalaciones siderúrgicas con la red de ferrocarril general de León, con el objetivo de tener «un acceso directo» a los principales puertos. Según la firma madrileña, la creación de estas infraestructuras permitirían «aglutinar» un «hub» logístico y siderúrgico con acceso a los mercados de España y Portugal y «bien conectado» con los puertos marítimos. «Todas las partes implicadas nos hemos volcado en la búsqueda de soluciones para paliar los efectos sobre el empleo del futuro cierre de la fábrica», admitió el director de Network Steel, Diego Roca.

Este acuerdo, que se produjo tras la reunión que mantuvieron ayer la ministra Reyes Maroto, el secretario de Industria, Raúl Blanco, la delegada del Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones, y representantes de Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, entrará en vigor el próximo uno de enero de 2019, tal y como precisó ayer Maroto, y comenzarán a contratar personal a partir de marzo de ese mismo año. En este sentido, la titular de Industria precisó que los antiguos trabajadores de Vestas tendrán prioridad a la hora de ser contratados. Por su parte, el secretario de Industria, Raúl Blanco, destacó el acuerdo y no dudó en agradecer a los sindicatos y a la delegación del Gobierno en Castilla y León su «predisposición» para alcanzar la solución conseguida. «A raíz del cierre, empezamos a trabajar de manera conjunta mirando más allá de una simple decisión unilateral de cierre para garantizar los puestos de trabajo», precisó.

En cuanto a los sindicatos el responsable de política sectorial de Comisiones Obreras (CCOO), José Manuel Casado, puso en valor la «visión de futuro» de la negociación.

Mientras, la consejera de Economía de Castilla y León, consideró que Network Stee convertirá al polígono leonés en el polo del noroeste peninsular de la industria metalúrgica. La consejera sentenció que «está de enhorabuena León y Villadangos del Páramo» y ensalzó el trabajo «sigiloso» de su equipo, al que se alegra que se haya «sumado» el Ministerio de Industria.