El director del Instituto Cervantes, Luis García
El director del Instituto Cervantes, Luis García - J. GARCÍA

El director del Instituto Cervantes dice que dejará su cargo si llega «la derecha machista»

García asegura que con la extrema derecha «no se puede trabajar porque crispa la democracia e invita al odio en vez de al respeto»

SEGOVIAActualizado:

El director del Instituto Cervantes, Luis García, ha asegurado que en caso de que en las próximas elecciones generales del 28 de abril haya un cambio de Gobierno dejará el sitio «con tranquilidad» a la izquierda progresista, pero se irá de inmediato si llega «la extrema derecha machista y racista».

Así lo ha expuesto este viernes en Segovia durante su participación en la primera de las mesas redondas del Parlamento Poético, un debate de poetas sobre actualidad, que se enmarca en el programa de conmemoración del centenario de la llegada de Antonio Machado a la ciudad.

En este sentido, ha indicado que en la democracia lo normal es que se sucedan los gobiernos según la voluntad de los electores, por eso, ha defendido el relevo si se hace con un partido «progresista».

Sin embargo, la situación cambia si el nuevo Gobierno sale del pacto con la extrema derecha, con quien «no se puede trabajar porque crispa la democracia y que invita al odio en vez de al respeto», ha espetado.

Para García la figura de Machado, a quien ha calificado de "maestro del escepticismo con convicciones", es "fundamental" en el momento actual, ya que la política está "desprestigiada", al igual que lo están palabras como verdad, bondad o justicia.

Por eso, el pensamiento y la poesía de Antonio Machado pueden ayudar a la sociedad a "no ser tan ingenua" y a "mantener con firmeza las convicciones democráticas", ha recalcado.

Por último, el director del Instituto Cervantes ha animado a los gobiernos, independientemente de su signo político, a que se "tomen en serio" la inversión en la cultura en español y la lengua española porque, tal y como ha recordado, el prestigio internacional de España reside en esos dos pilares.

También se ha mostrado satisfecho con haber otorgado profesionalización esta institución porque "no tiene sentido que el Instituto esté al servicio de un Gobierno", de este modo, tras las modificaciones introducidas si hay un cambio de color solo será necesario cambiar al director, ha aclarado.