El detenido, en el Juzgado de Sahagún
El detenido, en el Juzgado de Sahagún

El conductor ebrio de León bajó del coche tras el atropello mortal a una pareja, se subió y huyó

El juez de Sahagún considera que los hechos son indiciariamente constitutivos de dos delitos de homicidio por imprudencia grave

Actualizado:

«Prisión provisional comunicada y sin fianza» para el kamikaze de León. Es la decisión que adoptó el juez que investiga el atropello mortal de José Carlos Carrasco y su esposa Nerea Aguirre, ambos vecinos de la localidad guipuzcuana de Villabona, arrollados por un conductor que quintuplicaba la tasa de alcohol y que se dio a la fuga tras el siniestro.

El juez de Sahagún considera que los hechos son indiciariamente constitutivos de dos delitos de homicidio por imprudencia grave en concurso con otro de conducción temeraria y por haberlo cometido bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Asimismo está investigado por omisión del deber de socorro. Ayer se conoció que el acusado se bajó del coche tras el accidente y que, acto seguido, volvió a subirse para emprender la huida.

El auto judicial desvela que, «después de producido el choque, el investigado se bajó de su vehículo». Y aunque necesariamente tuvo que ver la gravedad de lo que acababa de acontecer, en lugar de quedarse en el escenario y atender a las víctimas, o poner los hechos en conocimiento de los servicios asistenciales, volvió a subirse al coche y huyó del lugar «en la misma dirección que llevaba», si bien fue «interceptado posteriormente en el kilómetro 311 de la N-601, en el término municipal de Mansilla Mayor».

Sigue leyendo en Leonoticias.