La plantilla del Rayo en una imagen del año pasado, cuando contaban los partidos por derrotas
La plantilla del Rayo en una imagen del año pasado, cuando contaban los partidos por derrotas - RAYO FUENTEALBILLA
Fútbol-Segunda Autonómica

El Rayo Fuentealbilla volvió a ganar ¡525 días después!

La victoria por 1-3 en Alatoz hace que dejen de ser oficialmente el peor equipo de la región

Actualizado:

Entre los innumerables partidos de fútbol que cada fin de semana se juegan en Castilla-La Mancha, el domingo hubo uno que se puede calificar de histórico. Al menos para los que lo ganaron, que seguro que se acordarán de él toda su vida. Hablamos del Alatoz-Rayo Fuentealbilla, en el grupo I de la Segunda Autonómica, que acabó con victoria para los visitantes por 1-3, con goles de Manuel Jiménez, Juan Francisco Soriano y Francisco Javier Armero.

«Por fin, después de temporada y media, el Rayo Fuentealbilla logra su primera victoria». Cuando terminó el partido, el redactor que esto escribe recibió tal mensaje a través de Whatsapp. Procedía de Evaristo Gabaldón, presidente del Rayo y probablemente el hombre más feliz del mundo en esos momentos.

Los de Fuentealbilla ganaron otro partido 525 días después y, oficialmente, ya no es el peor equipo de Castilla-La Mancha. La anterior victoria databa de hace dos temporadas, del 8 de mayo de 2016, cuando golearon por 5-0 al Imperial de Bonete. Desde entonces, habían cosechado un saco de derrotas. El año pasado finalizaron la liga en última posición, con cero puntos, ocho goles a favor y 56 en contra.

Esta temporada empezaron con dos derrotas, ambas por 2-0, ante Atlético Mahora y Quintanar del Rey B, aunque el presidente Gabaldón asegura que ambos resultados fueron «engañosos». En cualquier caso, en la tercera jornada, disputada el pasado domingo, saltó la liebre y el Rayo Fuentealbilla cortó de raíz su malísima racha.

El presidente también cuenta que este año hay 23 jugadores en la plantilla, casi todos del pueblo (19), de los cuales ocho son nuevos, que han dado un salto de calidad al equipo. Algunas voces dentro del vestuario desvelan que el secreto de la victoria estuvo en la ensalada gorrinera, tan típica de Albacete, que se comieron el día antes. Es más, ya hay quienes dicen: «Hay que ir de cena todos los viernes, porque así ganamos».

El césped por la arena

Se da la circunstancia de que el Rayo va a jugar sus cinco primeros partidos de liga fuera de su estadio, llamado «Las Moreras», al que le están cambiando la tierra por el césped artificial. El primer partido en el nuevo terreno de juego está previsto para el 5 de noviembre. Mientras tanto, los de Fuentealbilla entrenan en Abengibre, el pueblo de al lado. Gabaldón dice que el «objetivo» para este año es estar «entre el cuarto y el noveno clasificado»; y hasta hace sus cuentas de la lechera para las próximas semanas: «Ahora nos vienen cuatro partidos asequibles...». Seguiremos atentos.