La alcaldesa, con algunos de sus cconcejales, durante la visita a las obras
La alcaldesa, con algunos de sus cconcejales, durante la visita a las obras - A. Pérerz Herrera

Una nueva senda peatonal unirá Santa Teresa y el Poblado Obrero con la Universidad

La alcaldesa destacó que esta actuación es fruto del consenso entre administraciones

ABC
ToledoActualizado:

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha visitado este lunes las obras de la senda que comunicará los barrios de Santa Teresa y el Poblado Obrero con la Universidad de Castilla-La Mancha, San Pedro el Verde y el río Tajo en un marco de gran valor patrimonial como es el yacimiento arqueológico de la Vega Baja.

Esta actuación, como ha destacado Milagros Tolón, es fruto del consenso de las administraciones, Ayuntamiento y Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, de las instituciones culturales representadas por la Real Fundación y también por la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, así como de la Universidad regional y de la sociedad civil toledana como son las asociaciones de vecinos.

La inversión, como ha explicado la responsable municipal, supone un total de 350.000 euros, en los que se incluyen un centenar de moreras, ya que es una especie arbórea con un desarrollo horizontal de sus raíces que se plantarán sobre terreno elevado. «Esta senda es fruto del acuerdo, saben que estamos en una zona sensible desde el punto de vista arqueológico y patrimonial donde hoy empieza a visibilizarse lo que será este espacio peatonal que va a comunicar prácticamente con la ribera del Tajo», ha señalado.

Máquinas trabajan en la construcción de la senda
Máquinas trabajan en la construcción de la senda - A. Pérez Herrera

Milagros Tolón, que ha conocido el avance de las obras acompañada por el delegado de la Junta en la provincia, Javier Nicolás; así como por el director de la Real Academia, Jesús Carrobles, y por la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la Universidad regional, Fátima Guadamillas, ha indicado que en la intervención se diferencian dos tramos, un primer camino de zahorra natural compactada y estrato final de jabre rojo que tendrá 360 metros de longitud y 4 metros de ancho, y un segundo tramo desde San Pedro el Verde hasta el río Tajo donde se llevarán a cabo labores de limpieza y saneamiento del camino existente junto a la Universidad.

El proyecto, redactado por el arquitecto municipal Ignacio Álvarez Ahedo, junto a los arquitectos José Ramón González de la Cal, Josefa Blanco Paz, Javier Bernalte Patón y María Dolores Sánchez Moya; supone el primer paso en la hoja de ruta que permitirá integrar la zona de Vega Baja en la ciudad respetando el yacimiento, el paisaje y la declaración patrimonial, a la par que abre la Vega Baja a los ciudadanos con criterios de sostenibilidad, respeto al medio ambiente.