Paso de peatones, en la calle Río Guadarrama, donde se produjo el atropello
Paso de peatones, en la calle Río Guadarrama, donde se produjo el atropello - Luna Revenga

Detenido el presunto autor del atropello de una mujer en Toledo

Se le acusa de los delitos de omisión de socorro y de lesiones por imprudencia

ToledoActualizado:

La Policía local de Toledo ha detenido al presunto autor de un atropello, ocurrido la noche del 8 de febrero, que ha dejado malherida a una mujer de 52 años, ingresada todavía en el hospital Virgen de la Salud. Al arrestado, de 37 años, se le acusa de los delitos de omisión del deber de socorro y de lesiones por imprudencias, según ha confirmado el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino.

La víctima, Adela, ha manifestado su gratitud a los ciudadanos, a la persona que localizó el vehículo y a la policía por el trabajo realizado. «Estoy muy agradecida», ha dicho a ABC la paciente, quien está a la espera de ser operada de su rodilla izquierda y de su cadera.

Ha sido la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, quien ha telefoneado a la mujer para comunicarle la detención del presunto autor del atropello. La llamada, una hora antes de la difusión oficial del arresto, se producía cuando el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se encontraba en la habitación de Adela para interesarse por su estado. A ambos les une una amistad desde hace años.

Cambio del cristal delantero

La detención se ha realizado este jueves, después de cotejar las pruebas y examinar el coche con el que, presuntamente, golpeó a la mujer en un paso de cebra de la calle Río Guadarrama, en el barrio de Santa María de Benquerencia.

El vehículo es un turismo negro del modelo Seat Ibiza, que fue localizado el miércoles en el polígono industrial por un policía local que trabaja en Madrid. El coche estaba aparcado en la calle Río Jarama, a unos dos kilómetros del piso donde vive el detenido. No tenía la luna delantera rota, como en un principio difundió la Policía local a raíz de testimonios aportados por testigos. No obstante, los investigadores creen que el cristal sí se fracturó debido al atropello, pero el conductor lo cambió luego.

El arrestado mantiene que él no es el autor del atropello, pero las piezas desprendidas del coche que atropelló a la mujer, y que luego se dio a la fuga, encajan como un puzle en desperfectos que presenta el vehículo sospechoso. Según las pesquisas, el hombre se dirigía hacia su casa cuando atropelló a Adela, a quien abandonó malherida en el suelo. El detenido vive a unos 500 metros del lugar del suceso.

Algunos testimonios recogidos por la Policía local, como el de la pareja sentimental de Adela, apuntaban a que el conductor iba junto con un acompañante. Otros, sin embargo, señalan que el autor del atropello viajaba solo en el turismo.

Pérez del Pino ha destacado la colaboración ciudadana y el trabajo de la Policía local, que ha contado con el apoyo de la Policía Nacional, principalmente con sus agentes de Científica para analizar el coche sospechoso y las piezas halladas en el lugar del atropello.