Alberto Romero, este jueves, en su último pleno como concejal de Vox en Toledo
Alberto Romero, este jueves, en su último pleno como concejal de Vox en Toledo - H. Fraile

Alberto Romero: «Me encontré con obstáculos y me fue imposible trabajar»

En su despedida en el pleno como concejal de Toledo dice que nadie le avisó de que iba a ser el candidato de Vox

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Vine y llegué para aportar, y para intentar construir, con gran ilusión, pero me encontré con dificultades y obstáculos que no contaba con ellos y, lógicamente, me fue imposible trabajar. Me impidieron llevar a cabo mi propósito, siendo imposible continuar. Espero y deseo que la persona que ocupe mi cargo lo haga ejemplarmente, y no tenga ningún contratiempo inesperado. Siento tristeza, pero creo haber tomado la mejor decisión pues como dejó escrito Séneca: ‘Cuando sabemos a qué puerto nos dirigimos, cualquier viento nos es favorable’».

Con estas palabras se despidió este jueves Alberto Romero del pleno de Toledo, una vez que el lunes anunció que renunciaba a su acta de concejal y, además, dejaba la militancia en Vox. Romero habló ayer de «obstáculos» con los que «no contaba», pero no quiso señalar a nadie. Sí dejó alguna declaración impactante, como, por ejemplo, que se enteró «por el Boletín Oficial del Estado» de que el partido le había designado candidato a la Alcaldía. «Para mí fue una gran sorpresa», afirmó.

Vox fue el gran protagonista del pleno, y eso que no hablaron salvó la intervención final de Romero. Su compañero de bancada, Luis Miguel Núñez, que también se marcha de Vox aunque ahora será concejal no adscrito, no participó en ninguno de los debates de las mociones y solo se limitó a votar si las aprobaba o rechazaba. Por cierto, a pesar de que Romero y Núñez iban en el mismo equipo, hubo una moción (la propuesta de IU-Podemos para cambiar el reglamento del pleno) en la que votaron diferente.

Con Romero fuera del ayuntamiento, ahora se abren varias incógnitas. La primera es quién le va a sustituir como concejal. De momento, Vox no ha dicho nada. La segunda es si Núñez, como edil no adscrito, va a percibir alguna asignación económica. La respuesta también se desconoce.

Alfonso X El Sabio

Volviendo al pleno de este jueves, el que haya cinco grupos políticos le da más salsa al asunto (aunque las sesiones se prolonguen). La ausencia de una mayoría absoluta hace que, a veces, las mociones de la oposición salgan adelante. Eso ocurrió, por ejemplo, con las dos de Ciudadanos, aprobadas por unanimidad.

La primera relativa a que Toledo opte a ser Capital Europea de la Cultura en 2031. El portavoz de la formación naranja, Esteban Paños, cree que es una «oportunidad única» para elaborar un plan estratégico cultural durante la próxima década. El Gobierno del PSOE aceptó la propuesta con matices, incluida una transaccional, que es algo así como hacer suya la moción. Además, el concejal Teo García anunció que durante el siguiente mes se creará una comisión para preparar la celebración del octavo centenario de Alfonso X El Sabio en 2021.

La otra propuesta de Ciudadanos que salió adelante fue la de fijar una ordenanza que regule los patinetes eléctricos. El concejal socialista Juan José Pérez del Pino dejó claro que el Ayuntamiento no se opone, siempre y cuando se establezca primero una legislación nacional.

La tercera y última moción aprobada fue la de IU-Podemos en la que pedía crear una comisión que vigile los contratos públicos gestionados por empresas privadas. El Gobierno socialista también lo apoyó, pero introdujo una transaccional en la que se acuerda emitir «informes, propuestas y recomendaciones no vinculantes».

Mientras, la mayoría de izquierdas rechazó las dos propuestas del PP: elaborar un plan de movilidad en el Polígono y solicitar al Estado que pague lo que debe a la ciudad. También se rechazó la moción de IU-Podemos que pedía cambiar el reglamento del pleno para que siempre tenga la última palabra el grupo que hace una propuesta.