Jesús Carrobles
Jesús Carrobles - A.P. Herrera
CULTURA

Jesús Carrobles, bien posicionado para ser el nuevo director de la Academia de Toledo

El puesto de Roberto Jiménez Silva, que ha renunciado, se elegirá el 2 de febrero

ToledoActualizado:

Roberto Jiménez Silva, hasta ahora director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, ha abandonado su puesto, en el que tan solo ha permanecido seis meses. Según señaló ayer a ABC, los motivos de sus renuncia son «personales y profesionales», pero especialmente basados en que «debo ocuparme de mi familia, dedicarles más tiempo». No obstante, el hecho de que no solo haya dejado de ser director, sino también académico numerario, abandonando así la institución, refleja que no soplan buenos aires en el seno del centenario organismo toledano, caracterizado en los últimos años por el inmovilismo, y al que Jiménez Silva llegó con la intención de protagonizar una auténtica «revolución», como él mismo dijo en su discurso de investidura el 1 de julio pasado.

«No solo dejo de ser director sino que abandono la Academia», declaró este jueves a este diario, situación que se produce por primera vez en la historia de esta institución. Roberto Jiménez Silva, profesor jubilado y musicólogo, anunció su intención de abandonar la dirección de la Academia mediante una carta remitida a la Junta Directiva el martes 19 de enero, y en la que expone las razones que le han llevado a adoptar esta drástica decisión.

Este vacío en la cabeza visible de una institución que precisamente este año celebra su Centenario, sin duda ha sorprendido en los círculos culturales y políticos de Toledo. Pero lo cierto es que la situación económica que atraviesa la Academia no es muy boyante desde hace mucho tiempo, y los gastos derivados del traslado de su sede desde la histórica Casa de Mesa al edificio de la calle de la Plata, así como de la reforma y mantenimiento de la misma, han agravado aún más la deuda que arrastra, cifrada actualmente en unos 20.000 euros, según ha sabido este diario.

Junta de elecciones

La precaria situación económica obligó a la Academia a principios de año a pedir donaciones a los ciudadanos a cambio de libros de sus fondos, que fueron expuestos a modo de mercadillo en sus instalaciones, todo ello con el objetivo de no cerrar la nueva sede -como informó entonces ABC—, el enorme edificio que antes del verano albergaba a la extinta Sindicatura de Cuentas de Castilla-La Mancha.

El puesto de director se elegirá el próximo martes, 2 de febrero, en el transcurso de la Junta Extraordinaria de Elecciones que celebrará la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, segun han señalado a ABC fuentes de la institución.

Tras la renuncia del director han comenzado a «sonar» nombres de académicos como posibles sustitutos. Uno bien posicionado es el arqueólogo, exdirector general de la Fundación El Greco 2014 y miembro de la Fundación Toledo, Jesús Carrobles, aunque también tienen posibilidades el que ya fuera director, Ramón Sánchez, catedrático de Historia Moderna, y Ventura Leblic, escritor y presidente de la Asociación Montes de Toledo. Hasta el martes, el director en funciones es el arquitecto Guillermo Santa Cruz, el académico de más edad.

Jesús Carrobles está bien relacionado en el ámbito de las instituciones políticas y culturales de la ciudad, y su edad, 53 años, lo convertiría en uno de los directores más jóvenes que ha tenido en los últimos tiempos una institución que precisa renovación.

Para poder seguir manteniendo los gastos mínimos de la institución, se está estudiando pedir donaciones a todos los académicos, 150 euros a los numerarios y en torno a los 50 euros a los correspondientes, al menos hasta que las instituciones y patrocinadores a los que se ha acudido en los últimos meses den alguna señal de vida.