Biblioteca del IES Universidad Laboral de Toledo
Biblioteca del IES Universidad Laboral de Toledo - LUNA REVENGA
ARTES&LETRAS CASTILLA-LA MANCHA

Un espacio único, un edificio singular

El autor del artículo pide la declaración del edificio del IES Universidad Laboral como Bien de Interés Cultural o Patrimonial

Actualizado:

El actual IES-Universidad Laboral, de Toledo, es un espacio privilegiado para una educación democrática, paradójicamente construido en la dictadura. En ese espacio extraordinario se inserta una edificación singular, tanto en su diseño como en su distribución espacial. Se trata de una construcción de la segunda mitad del siglo XX que debiera tener el mismo tratamiento de protección patrimonial que cualquier edificio de centurias precedentes. Es contemporáneo, pero tan valioso como cualquier edificio del siglo XVI. Una declaración de todo el recinto y el conjunto de edificios que componen el actual IES-Universidad Laboral como Bien de Interés Cultural o Patrimonialenriquecería el enorme valor cultural de la ciudad. Añadiríamos, por lo demás, al catalogo de obras excepcionales una muestra de la arquitectura del siglo XX.

El autor del proyecto fue el arquitecto Fernando Moreno Barberá. Y aplicó en el edificio, como en otros suyos de la misma traza, las enseñanzas de la nueva arquitectura, sin olvidar los valores de la tradicional. Una simbiosis que podría resumirse en una máxima: «ver, observar y, sí se presenta la ocasión, trasladar al papel cuanto se haya descubierto con la visión y la observación». Lo primero que descubrió en Toledo es que el espacio elegido para la construcción era como el negativo de la roca donde se asienta el centro histórico. Como el reflejo de la ciudad a una distancia equidistante del centro histórico. Ambos conjuntos se mirarían durante siglos, confrontados en una misma naturaleza, aunque de composiciones geológicas distintas. Claro, esto antes de que se levantaran bloques de viviendas de tipología vulgar entre el espacio de la Universidad Laboral y el casco histórico.

Edificio que alberga la dirección del instituto
Edificio que alberga la dirección del instituto - L. REVENGA

Planteó el arquitecto una construcción con perfiles orgánicos, siguiendo las enseñanzas de Fran Lloyd Wright, fervoroso defensor de la integración de la construcción en el entorno y de otros arquitectos posteriores. «De dentro a fuera», había sostenido Fran Lloyd que debieran construirse las edificaciones modernas. Él mismo lo experimentó en su «Casa de la Cascada». Neil Levine, mejor que el propio Fran Lloyd, fijó el modelo: «Muestra el efecto acumulativo de la piedra, el agua, los arboles, las hojas, la niebla, las nubes, el cielo». No otra cosa propondría Moreno Barberá para los centros educativos que le encargaron, con sus construcciones modulares hexagonales, unidas por caminos y calles en una naturaleza mejorada que forma parte del conjuntoedificado.

Aprovechando al máximo los desniveles de las terrazas aluviales planteó una serie de edificios que facilitaran la actividad educativa, creando lugares de funciones diferenciadas, aunque de utilización polivalente. Desde todas las instalaciones es posible contemplar las variaciones de la luz del día o el cambio de las estaciones. La luz natural adquiere así el valor de un potente agente educativo. El aulario se conecta con el resto de dependencias, biblioteca, salón de actos, edificio administrativo, residencias, mediante un trazado de calles, escoltadas por arboles, adornadas por jardines y con irregulares espacios que actúan como plazas interiores. Los estudiantes o el profesorado, agobiados en ocasiones por los rigores de la enseñanza, encontrarán alivio entre las calles y una vegetación abundante. Arquitectura y Naturaleza se alían en un proyecto abierto y futurista como es la formación de los jóvenes.

Los edificios se concectan entre sí mediante un trazado de calles escoltadas por árboles
Los edificios se concectan entre sí mediante un trazado de calles escoltadas por árboles

La construcción de Moreno Barberá con sus estructuras modulares se asemeja a la antigua Fábrica de Armas, hoy reconvertida en Universidad. Disponemos así de dos espacios para la educación que forman un complejo de edificaciones dispersas, como si se tratara de entidades autosuficientes, dedicadas a la formación y la educación. Nada nuevo en el mundo universitario anglosajón. El IES-Universidad Laboral, de Toledo, como conjunto excepcional, es una expresión nítida de la arquitectura del siglo XX. De ahí dimana su valor que le convierte en un espacio único con una edificación singular. Solo necesita el trámite burocrático y el impulso político para que sean admitidas su excepcionalidad y su peculiaridad arquitectónica.