Emiliano García-Page y Albert Rivera, en un encuentro en el Palacio de Fuensalida
Emiliano García-Page y Albert Rivera, en un encuentro en el Palacio de Fuensalida - ABC

PSOE y Ciudadanos se reparten las alcaldías de Albacete, Guadalajara y Ciudad Real

En la negociación también se incluye a más de una decena de ayuntamientos de la región

TOLEDOActualizado:

Mientras que en Madrid Ciudadanos mantiene el pulso con el PP por la alcaldía, la formación naranja llegó ayer a un acuerdo completo con el PSOE castellano-manchego de Emiliano García-Page en tres capitales de provincia de la región y en una veintenta de municipios.

Este acuerdo, que da todavía más poder al PSOE, permitirá que los socialistas gobiernen en el Ayuntamiento de Guadalajara, mientras que en los de Albacete ambos partidos gobernarán dos años cada uno. En Albacete lo hará primero el candidato de Ciudadanos, Vicente Casañ, y después el socialista Emilio Sáez.

En Ciudad Real, donde el PSOE fue la fuerza más votada, será su cabeza de lista, Pilar Zamora, la que gobierne los dos primeros años y la candidata de Cs, Eva María Masías, los dos últimos de la legislatura.

La secretaria de Acción Institucional de la formación naranja calificó de histórico el acuerdo que «va a impedir que Podemos condicione la economía de los castellano-manchegos» y justificó su decisión porque «los socialistas se han comprometido a apoyar la unidad de España, reconociendo que hay que aplicar el 155 en Cataluña y también a apartar a Podemos de todos los gobiernos de la región».

Mientras el PP tachó de «traición» el pacto, el secretario de Organización del PSOE, Sergio Gutiérrez, habló de un «buen acuerdo» porque «hemos cumplimido con nuestra obligación para evitar gobiernos del PP elevados al cuadrado con Vox». «No había otra alternativa», afirmó.