Los Reyes, con el presidente de Portugal, Rebelo de Sousa - EFE

Los Reyes reciben al presidente de Portugal

Entre las autoridades se encontraba Cristina Cifuentes, que asistía a su único acto público del día

MadridActualizado:

Los Reyes han recibido en la mañana de este lunes en el Patio de la Armería del Palacio Real al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que empezaba de esta forma la primera visita de Estado de un mandatario luso desde noviembre de 2006.

Esta es la sexta visita de Estado y primera de un presidente europeo durante el reinado de Don Felipe, tras las de Chile, Colombia, Perú, Argentina e Israel.

Rebelo de Sousa ha llegado solo al Patio de la Armería, sin su mujer, que no ejerce como primera dama, a bordo de un Rolls Royce histórico, escoltado por un escuadrón a caballo, compuesto por batidores, banda de clarines y timbales, coraceros y lanceros. Don Felipe y Doña Letizia, que lució el traje de chaqueta y falda gris que se puso en la última Fiesta Nacional, le esperaron a pie de coche.

Mientras sonaban los himnos, primero el de Portugal y después el de España, se dispararon las 21 salvas de ordenanza desde los jardines del Campo del Moro, y cuando terminaron empezaron a repicar las campanas de las diez de la mañana. Y es que, tanto los Reyes como el jefe del Estado portugués llegaron al Palacio Real un poco antes de la hora prevista.

El Rey y el presidente portugués pasaron revista a los 600 efectivos que rindieron honores en la solemne ceremonia de bienvenida y, mientras tanto, Doña Letizia estuvo conversando con la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor. Entre las autoridades españolas, también estaban el presidente del Senado, Pio García Escudero; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Este ha sido el único acto público de Cifuentes previsto en su agenda para el día de hoy. No acudirá esta noche a la cena de gala que ofrecerán los Reyes y a la que sí asistirá el presidenta del Gobierno, Mariano Rajoy. La presidenta regional combatía las bajas temperaturas del momento con un abrigo de terciopelo azul marino con motivos étnicos, y estuvo conversando con el embajador de España en Portugal, Eduardo Gutiérrez Sainz de Buruaga.

Ante la fachada del Palacio, se celebró la presentación de las delegaciones y, cuando los Reyes y su invitado ocuparon su lugar en la tribuna presidencial, empezó el desfile militar, encabezado por la sección de motos. Las siguieron la Escuadra de Gastadores, el batallón de honores, integrado por tres compañías -Monteros de Espinosa, Mar Océana y Plus Ultra-, con bandera y escolta; la Unidad de Música y la batería Real.

La fachada del Palacio estaba engalanada con los reposteros de las provincias españolas y los de las Comunidad autónomas, estos últimos mucho menos desgastados por el paso del tiempo que los primeros. Desde el balcón central, presidía el guión del Rey y, entre el público, un grupo de estudiantes de doce años el Colegio Alemán.

El de hoy es el tercer recibimiento oficial a un jefe de Estado que se celebra en el Patio de la Armería del Palacio Real, en lugar de los jardines del Palacio de El Pardo, donde tuvieron lugar en los últimos treinta años.