Comité regional de Ciudadanos en Canarias en un «selfie» a finales de 2018
Comité regional de Ciudadanos en Canarias en un «selfie» a finales de 2018 - ABC

Ciudadanos se fractura en Canarias por el pleito insular

Desde Tenerife se aplica equilibrios por territorios mientras que en el resto de islas como Gran Canaria se demanda poder de mando por población

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Al menos en cinco de las siete islas donde Ciudadanos tiene presencia en Canarias han comenzado a movilizarse esta semana ante la dirección nacional por el control de los puestos clave de salida de cara a las elecciones del 26 de mayo. Desde Tenerife, donde reside la toma de decisiones de organización, se plantea un control por territorios mientras que en el resto estuctura que responda a peso poblacional.

«Nos estamos viendo arrastrados por el Síndrome de Olivia Stone», dijo a ABC este miércoles un integrante grancanario de la dirección de Ciudadanos. Olivia Stone fue una viajera irlandesa que en el Siglo XIX escribió «Tenerife y sus seis Satélites».

Las discrepancias internas se han acelerado tras el anuncio de Vidina Espino (Gran Canaria) de optar a la presidencia de Canarias sin informar previamente al comité electoral, que lo dirigen dirigentes de Tenerife.

La misma fuente, integrante del aparato insular del partido naranja, concluyó que «para optar a la presidencia de Canarias hay que tener muy buen resultado en Las Palmas de G.C. así como en el resto de la islas, y eso se hace desde la cohesión interna, a ver si vamos a estar en mayo buscando interventores en empresas de eventos porque la militancia de base se desconecta del partido», dijo la misma fuente.

Desde Gran Canaria un dirigente apuntó que «crecer con peso territorial sobre el poblacional ha generado que en Ciudadanos esté aumentando la entrada de candidatos con pasado zombi en Coalición Canaria (CC)».

Por ello, se cuestiona esos pasos y la agenda que mantiene el partido de Albert Rivera en las islas con grupos de interés «sin presencia grancanaria y de control de compromisos programáticos». Partidos como Podemos han criticado este mes de febrero la captación de afiliados de CC.