Canarias critica que se discrimine a flota insular en el reparto de cuota de atún rojo

Narvay Quintero afirma que «ni siquiera se ha respetado el anuncio hecho el 10 de noviembre por el propio Gobierno central de un aumento hasta el 8% del total de España para los pescadores canarios»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El consejero de Pesca de los canarios, Narvay Quintero, ha criticado esta lunes que el Gobierno central «vuelva a discriminar» a los pescadores del archipiélago a la hora de repartir la cuota del atún rojo entre las diferentes flotas del país.

Quintero apuntó que «no se puede aplicar una subida lineal para todos por igual cuando los pescadores canarios forman parte del censo específico de la flota autorizada para la pesca del atún rojo desde el año 2014».

Este lunes, el Mapama informó a las comunidades autónomas y al sector de que la proyección de los criterios de reparto aprobados hace unos días en la Comisión Internacional para la Conservación de la Cuota del Atún Atlántico (ICCAT), reunida en Marruecos, supondría un aumento lineal de la cuota de pesca de esta especie de un 18% para 2018, «lo que dejaría la cuota para los pescadores canarios en poco más de 200 toneladas», subrayó Quintero.

«Estas 200 toneladas significaría que se sigue discriminando a los pescadores de las islas respecto al resto de flotas incluidas en el censo específico», afirmó el consejero, y estas flotas, además de la canaria, son la de cebo vivo del Cantábrico, la de cañas del Estrecho, almadrabas, cerco del Mediterráneo y palangre.

Quintero denunció que «ni siquiera se ha respetado el anuncio hecho el 10 de noviembre por el propio Mapama de un aumento hasta el 8% del total de España para los pescadores canarios que, aun siendo insuficiente, podía acercar el total de capturas a las 400 toneladas, casi el doble de lo que al final se ha propuesto».

El consejero dijo que alrededor de un millar de pescadores canarios dependen económicamente de los túnidos, entre las que se encuentra el atún rojo que, en las islas, «se pesca en una edad adulta, cuando el impacto para la conservación de la especie es mucho menor, pues ha desovado varias veces y no hay riesgo de reducir su capacidad reproductiva».

Narvay Quintero reiteró que «existen informes científicos que avalan esta solicitud de aumento de la cuota para la flota canaria, que es de forma mayoritaria artesanal».