Javier Lambán, líder del PSOE aragonés y aspirante a repetir al frente del Gobierno regional
Javier Lambán, líder del PSOE aragonés y aspirante a repetir al frente del Gobierno regional - Fabián Simón
Política

El PSOE urge a Podemos a pactar el Gobierno de Aragón por «el interés general» y no por los sillones

«Nadie entendería que la lucha por los cargos impidiera la formación de un gobierno», advierten los socialistas

ZaragozaActualizado:

Casi mes y medio después de las elecciones autonómicas, la formación del nuevo Gobierno de Aragón sigue encallada y sin fecha. El PSOE logró con rapidez el decisivo respaldo del PAR, que cerró el paso a un gobierno trabado con PP, Cs y Vox. Pero ese decisivo respaldo del PAR debía verse respaldado por el resto de fuerzas de izquierdas, en particular por Podemos, cuyos votos son imprescindibles para que el socialista Javier Lambán sea investido de nuevo presidente de Aragón. Y justo esos votos son los que, mes y medio después de las elecciones, siguen sin estar garantizados. La negociación está en punto muerto por las exigencias de cargos planteadas por Podemos. Por eso, el PSOE les ha urgido ahora a que pacten programas basados en «el interés general», no en los sillones.

En junio parecía encarrilada la negociación. Desde la cúpula regional de Podemos se mostraron abiertos a pactar la investidura para formar un gobierno que evitara la repetición electoral y que abriera la posibilidad a un ejecutivo de derechas. Pero, lejos de allanarse el camino, conforme pasaron los días la situación se fue tensando y las conversaciones se enfriaron. La semana pasada quedaron prácticamente en punto muerto, sin avances. La sombra del bloqueo asoma, y preocupa en el equipo de Javier Lambán.

Podemos ha pedido entrar en el Gobierno de Aragón, algo que el PSOE da por imposible dado que el pacto que selló con el PAR -su socio estratégico- no contempla esa opción. Lo que sí se admite es que miembros de Podemos ocupen altos cargos, ya sea en direcciones generales o en puestos asimilados al frente de organismos, entes y empresas públicas.

El ofrecimiento ya lo hizo el PSOE la semana pasada, pero Podemos no acaba de recoger el guante y quiere forzar a que se detalle el reparto de cargos antes de firmar el acuerdo de investidura de Lambán. Podemos también quiere saber de antemano quiénes del resto de partidos van a ocupar los distintos puestos en el Gobierno regional y en ese segundo escalón formado de altos cargos. Pero el PSOE considera que esto tampoco es admisible y, de paso, pide a Podemos que sea coherente con su discurso fundacional, en el que insistía que la prioridad debían ser los programas, no los sillones.

El PSOE manda ocho folios a Podemos

Este martes, para intentar desbloquear la situación, el PSOE ha enviado a Podemos un comunicado en el que le expresa su posición ante las exigencias de la formación morada y una lista con 70 propuestas programáticas. En total, una misiva de ocho folios que incorpora una suerte de compromisos de gobierno «progresista». El objetivo del PSOE es presentar a Podemos un documento de propuestas en el que la formación morada pueda sentirse reflejada y servir de borrador en torno al que negociar el pacto que necesita Lambán para su investidura.

En esa misiva, los socialistas urgen a Podemos a «negociar el programa con rapidez e intensidad» y, mientras tanto, aparcar «la lucha por los cargos». Según el PSOE, el reparto de cargos ha de ser «necesariamente posterior» a la definición «del programa de gobierno» que tiene que pactarse.

El PAR, clave de bóveda del nuevo Gobierno

Los socialistas también han pedido a Podemos que admita la realidad: que el PAR ha sido la pieza que ha cerrado el paso a un gobierno de derechas en Aragón y que ha abierto la puerta, de par en par, a la formación de un ejecutivo «centrado, aragonesista y progresista». El PAR, en suma, es para el PSOE la irrenunciable clave de bóveda del pacto de Gobierno. Y destaca que tanto la Chunta como IU se han sumado a este escenario, por lo que «solo falta Podemos». Asimismo, han advertido a este partido del riesgo que existe de que esta «oportunidad se malogre como consecuencia del bloqueo y consiguiente fracaso de las negociaciones».

«Nadie entendería que se antepusiera el interés de partido al interés general, y que la lucha por los carogs impidiera la formación de un gobierno que siga impulsando políticas de justicia social, de empleo y de igualdad», indica el PSOE en ese comunicado que ha trasladado a Podemos este martes. Además, subraya que la formación del nuevo Gobierno de Aragón «es cada vez más urgente, dado el número creciente de problemas que se van acumulando desde la jornada electoral y de decisiones importantes que se están demorando». «La sociedad espera la rápida formación de un gobierno centrado, aragonesista y progresista, y no tenemos derecho a defraudarla», concluye ese comunicación del PSOE.