Zona de la autovía A-23 en el que paró el camionero al sospechar de que llevaba polizones en el vehículo
Zona de la autovía A-23 en el que paró el camionero al sospechar de que llevaba polizones en el vehículo
Sociedad

La familia kurda que viajó oculta en un camión frigorífico pide asilo en España

Se trata de un matrimonio y sus cuatro hijos menores, iraquíes del Kurdistán. El conductor del camión, investigado

ZaragozaActualizado:

La familia kurda que fue descubierta ayer en un camión frigorífico que circulaba por la autovía A-23, a su paso por la provincia de Teruel, ha pedido asilo político en España. Así lo confirmó este jueves el subdelegado del Gobierno en esta provincia, José María Valero.

Se trata de un matrimonio y de sus cuatro hijos menores. Todos ellos se colaron en la caja frigorífica del camión, que había partido de Almería.

El conductor, de nacionalidad búlgara, acabó detenido pese a que fue él mismo quien avisó a la Guardia Civil, aunque ha quedado en libertad mientras sigue la investigación. Dijo a los agentes que había sospechado al escuchar ruidos mientras iba por la A-23. Paró en un área de servicio situada en el término municipal de Ferreruela de Huerva y, cuando llegaron los agentes, se encontraron a esta familia de inmigrantes ilegales en el interior del camión frigorífico.

La Guardia Civil detuvo al camionero porque, pese a su versión, sospechan que puede estar implicado en un caso de tráfico de inmigrantes ilegales. Mientras se investiga, ha quedado en libertad, pero con la obligación de estar localizado para la Justicia.

El subdelegado del Gobierno ha explicado que, de las indagaciones realizadas hasta ahora, todo apunta a que se trata de una familia iraquí del Kurdistán, aunque siguen las investigaciones para tratar de determinar en qué punto se subieron al camión, cómo llegaron a España y a dónde se dirigían, así como las circunstancias que rodean a esta familia.

Ha indicado que todos ellos se encuentran en perfecto estado de salud, que se les ha garantizado alojamiento y comida, y que una organización benéfica se ha encargado también de prestarles ayuda en Teruel, donde fueron acogidos inicialmente. Esta familia kurda, sin embargo, ha optado por abandonar Teruel, ya que al parecer cuentan con otros familiares y conocidos en España y en otros países europeos.

José María Valero ha explicado que, mientras siguen las investigaciones policiales, esta familia al completo ha solicitado asilo en España y que la petición ha sido cursada a los servicios centrales de Extranjería del Ministerio del Interior.