Pedro Sánchez y Susana Sumelzo, en una imagen de archivo
Pedro Sánchez y Susana Sumelzo, en una imagen de archivo - Fabián Simón
Política

La crisis Sánchez-Sumelzo se dispara y empiezan las deserciones en el «sanchismo» aragonés

La imposición de una candidata de Ferraz a las primarias hace que afines a Sumelzo se vayan con Lambán

ZaragozaActualizado:

La crisis entre Pedro Sánchez y Susana Sumelzo está empezando a provocar deserciones en el «sanchismo» aragonés en vísperas de las primarias con las que el líder del PSOE pretendía derribar a Javier Lambán como secretario regional de los socialistas. La imposición de una candidata desde Ferraz para hacerla la competencia a Lambán ha generado un profundo malestar entre destacados «sanchistas» que han empezado a abandonar el bando de Pedro Sánchez y se están pasando o acercando claramente al sector de Lambán.

El caso más notorio ha sido el del alcalde de Cariñena, Sergio Ortiz, que fue uno de los más activos colaboradores de Susana Sumelzo cuando hicieron campaña a favor de Pedro Sánchez y en contra de la andaluza Susana Díaz. Ahora, Ortiz ha acabado alineándose con la candidatura de Javier Lambán a las primarias del PSOE aragonés y le ha mostrado su apoyo público -este jueves acudió al acto de presentación de la candidatura de Lambán a estas primarias que se resolverán el 8 de noviembre-.

Fuentes del entorno del alcalde de Cariñena indican que Sergio Ortiz y otros afines de Sumelzo consideran que Ferraz ha «traicionado» planteamientos y modos de actuación que fueron esenciales cuando se apostó por Sánchez en las primarias a la secretaría general del PSOE. Una «deslealtad» con esos principios que entienden consumada por Pedro Sánchez al presentar como apuesta de Ferraz a las primarias aragonesas a la zaragozana Carmen Dueso -exconcejala en los tiempos del alcalde Belloch-. Era conocido que, desde hace tiempo, Dueso no era del agrado de Sumelzo y sus afines. De ahí que el hecho de que se haya consumado su candidatura, y de que la propia Dueso presuma públicamente de ser la candidata de Ferraz, ha disparado los ánimos en el sector de Sumelzo.

Llegados a este punto, en el entorno de Sumelzo han empezado los movimientos para aproximarse a favor de Lambán, al entender que han de tomar partido en las primarias y considerar que prefieren apoyar a quien actualmente es presidente del Gobierno aragonés que «tragar» con una candidata impuesta que, además, en caso de vencer haría saltar por los aires el Ejecutivo regional -Lambán disolverá su gobierno y convocará elecciones anticipadas si perdiera las primarias-. Dueso no es cargo público, no cuenta con presencia institucional alguna y, orgánicamente, cuenta con débil proyección regional porque su trayectoria política ha estado centrada en Zaragoza capital.

El enredo desencadenado por la estrategia de Pedro Sánchez en Aragón se remata con la división territorial que también rodea este proceso de primarias en las filas socialistas. A la vez que se ha puesto en contra a una buena parte los que eran «sanchistas», Pedro Sánchez ha acabado alinéandose con la parte del PSOE aragonés que hizo la campaña más eficaz contra él cuando compitió con Susana Díaz: el PSOE de la provincia de Huesca, liderado por Miguel Gracia. Aquella eficaz campaña de los dirigentes oscenses en contra de Sánchez hicieron que esta provincia fuera en la que menos votos cosechó el actual secretario general, y una de las provincias españolas en las que cosechó una derrota más sonora entre sus afiliados. Ahora, sin embargo, a través de Carmen Dueso, Pedro Sánchez y el PSOE oscense han cerrado filas y van de la mano. Los socialistas de la provincia de Huesca son el principal apoyo de la candidata de Ferraz en contra de Javier Lambán.