Carmen Calvo felicita a Javier Lambán en presencia del presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada
Carmen Calvo felicita a Javier Lambán en presencia del presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada - Fabián Simón
Política

Lambán reivindica ante Calvo y Ábalos la figura de Rubalcaba y la vuelta a la centralidad del PSOE

El «barón» socialista se compromete a poner sus «fuerzas» al servicio de la región, al frente de un cuatripartito con Podemos, el PAR y la Chunta

R. Pérez
ZaragozaActualizado:

El líder de los socialistas aragoneses, Javier Lambán, tomó posesión este sábado de su cargo de presidente de la región. Inicia así su segundo mandato consecutivo al frente del Gobierno de Aragón, en esta ocasión un gabinete cuatripartito tejido entre el PSOE, Podemos, los liberal-regionalistas del PAR y los nacionalistas de izquierdas de la Chunta. En su toma de posesión, Lambán estuvo arropado por la vicepresidenta en funciones del Gobierno de España, Carmen Calvo, y por el ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Durante su discurso de toma de posesión, Javier Lambán se comprometió a poner todas sus «fuerzas» y «talento» al servicio de la Comunidad. Y aprovechó para defender el nuevo Gobierno cuatripartito frente a quienes, desde la oposición, remarcan las diferencias ideológicas de los socios que han pasado a compartir el Ejecutivo regional. Según Lambán, pese a esas diferencias entre esos cuatro partidos, todos ellos están unidos por «un proyecto común» en defensa de Aragón, lo que imprime a su gabinete -ha dicho- un carácter «sugerente y sugestivo». El presidente de Aragón ha asegurado que «el poder no debe ser privativo de la izquierda ni de la derecha». «No me cuesta trabajo instalarme en la centralidad», ha dicho, al tiempo que recordaba a Indalecio Prieto y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Carmen Calvo, por su parte, lanzó un mensaje de cooperación al nuevo Gobierno de Lambán, al afirmar que el Ejecutivo central «caminará de la mano de los esfuerzos que Aragón haga por el bien de España». En este sentido, queda por ver cómo cuajan algunas de las aspiraciones que están recogidas en los acuerdos firmados en las últimas semanas entre el PSOE aragonés y sus otros tres socios, entre ellas, por ejemplo, la reivindicación de una marco financiero y presupuestario bilateral con el Estado, desplegar al completo lo contenido en el vigente Estatuto de Autonomía de Aragón o acometer grandes infraestructuras pendientes, como los pasos ferroviarios con Francia, el desdoblamiento de la N-232 o la conversión de la vetusta línea de ferrocarril de Teruel en un moderno eje de altas prestaciones en el seno del corredor Cantábrico-Mediterráneo.

El PSOE aragonés ha firmado en las últimas semanas sendos acuerdos bilaterales de investidura con el PAR, Podemos y la Chunta. Y el pasado jueves, los cuatro rubricaron un pacto común, con un total de 132 medidas de gobierno consensuadas por todas estas fuerzas políticas.

Esta es la primera vez que Aragón va a ser gobernada por un cuatripartito, consecuencia del fragmentado resultado de las elecciones autonómicas del pasado mayo. El PSOE, que fue el partido más votado, obtuvo 24 de los 67 escaños de las Cortes regionales. El PP se quedó con 16, Ciudadanos obtuvo 12, cinco Podemos, tres obtuvieron tanto el PAR como la Chunta y Vox, mientras que IU logró un escaño.

El primer pacto postelectoral lo firmó el PSOE de Lambán con el PAR. Eso desactivó un posible gobierno de coalición entre el PP, Cs y Vox, porque les resultaba imprescindible el apoyo del PAR. A partir de ahí, socialistas y aragonesistas -que tampoco sumaban mayoría absoluta en escaños- intentaron que se uniera a ellos Ciudadanos, pero este partido lo rechazó reiteradamente. Eso abocó a PSOE y PAR a conformar gobierno con el respaldo de Podemos, la Chunta e IU.