Moratinos tampoco logra ser coordinador de la ONU en Líbano
Miguel Ángel Moratinos, en Salamanca, en una imagen de archivo - DAVID ARRANZ

Moratinos tampoco logra ser coordinador de la ONU en Líbano

Tras su derrota en la FAO, el ex ministro de Exteriores no convence a Ban Ki-moon, que elige a un británico

MADRID Actualizado:

El ex ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, no está teniendo mucha suerte en sus intentos de hacerse con un puesto a nivel internacional. A la derrota de su candidatura para dirigir la FAO, se une ahora la decisión del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon de nombrar al británico Derek Plumbly, coordinador especial de Naciones Unidas para El Líbano, un puesto al que aspiraba Moratinos.

Moratinos presentó sus credenciales para hacerse con el cargo en septiembre del pasado año, e hizo gestiones ante Ban Ki-moon para lograrlo, tras quedar vacante el puesto a finales de ese mismo mes. Algunos medios libaneses le daban incluso como favorito, frente a los otros dos nombres que habían sonado: los del noruego Aud Lise Norheim y el suizo Jean Daniel Ruch. Aunque no contaba con un apoyo pleno de las autoridades libanesas, se valoraba su buena relación con Siria, en un momento en que todavía el régimen de Bashar el Assad no había comenzado su dura represión contra quienes se le oponen en las calles.

En contra de Moratinos jugaba también el hecho de que otro español, el general Alberto Asarta, se hallaba al frente de la Fuerza Interina de la ONU en Líbano (Finul), aunque dejará su puesto el próximo día 28.

Finalmente, el secretario general de la ONU no ha elegido a ninguno de los tres y ha optado por Dereck Plumbly, un veterano diplomático británico, que se ha ocupado de asuntos relacionados con Oriente Próximo en los últimos 35 años.

Decepción

La decisión de Ban Ki-moon supone una decepción para Moratinos, que, anteriormente, y contando con todo el apoyo y los medios del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, intentó hacerse con el puesto de director general de la FAO, la Agencia de la ONU para la Alimentación. El ex ministro realizó una intensa campaña para lograr el puesto: visitó unos noventa países y asistió a más de media docena de cumbres internacionales. El Gobierno puso a su disposición un despacho, media docena de personas (tres diplomáticos, dos asesores y una secretaria), y un avión Falcon. Sin embargo, Moratinos fue derrotado finalmente por solo cuatro votos por el candidato brasileño, José Graziano da Silva.

Posteriormente, Moratinos tanteó, sin éxito, la posibilidad de ser nombrado enviado especial del secretario general de la ONU para la reunificación de Chipre, país en el que vivió durante los años en que, como representante de la Unión Europea, se ocupó de Oriente Próximo.

Miguel Ángel Moratinos no repitió como candidato socialista por Córdoba en las pasadas elecciones generales, aunque se mantiene muy activo en el debate sobre el futuro del PSOE, apoyando la candidatura de Carmen Chacón como secretaria general del partido.