Francisco Granados, conducido a un registro en la operación Púnica
Francisco Granados, conducido a un registro en la operación Púnica - EFE
GRABACIONES DE LA OPERACIÓN PÚNICA

«El tema de Granados es que maneja el cotarro, se lo lleva y no lo reparte»

Un promotor reveló a un concejal del PP que cómo Francisco Granados cobraba a cambio de obras

MadridActualizado:

La Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional están investigando desde hace unas semanas una grabación en la que se señala a Francisco Granados como perceptor de comisiones ilegales a cambio de adjudicar obras públicas.

El autor de la grabación es Juan José Moreno, que fue concejal del Partido Popular en Majadahonda, y su interlocutor, Raúl Calvo, asesor del grupo Dico, la principal promotora investigada en la trama Púnica. Dico tenía intereses en Majadahonda, por lo que Raúl Calvo promovió un encuentro con Juan José Moreno en octubre de 2005, cuando el edil y su compañero José Luis Peñas estaban grabando los encuentros que mantuvieron con políticos y empresarios, entre ellos Francisco Correa, para denunciarlos. Sin saberlo, no solo estaban destapando el caso Gürtel, sino también la trama Púnica.

El encuentro, de casi dos horas de duración, tuvo lugar en un restaurante. Una vez roto el hielo, Raúl Calvo le espeta al entonces concejal: «A mí me parece raro que con los años que llevas en política no sepas que las cosas se mueven por determinados intereses». El edil responde: «Sí, evidentemente. Hay entes superiores que son los que mueven los hilos». En ese momento, en el que estaban hablando del entonces secretario general del PP de Madrid, el promotor espeta la frase clave: «Paco (Granados) se ha metido en camisas de once varas y se ha metido con gente con la que no debería meterse y en sitios donde no debería meterse».

Aparece Marjaliza

A continuación nombra a una promotora clave en la trama Púnica, Obrum, manejada por el entonces desconocido para el gran público David Marjaliza: «Hay una empresa por ahí que no sé si te suena, se llama Obrum. Se ha metido (Granados) en obras públicas, Dragados, ACS, tatatá, tatatá...». Pese a que la grabación dice Obrum, en la transcripción de la Udef se cita a la constructora OHL en ese diálogo.

Ante esta confesión, el edil del PP responde: «Hombre, ahí estaba claro que cuando le quitaron la Consejería de Infraestructuras (Granados fue consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid entre los años 2003 y 2004) es por todo el tema de que ahí querían manejar el cotarro». En ese momento, cuando Raúl Calvo, que trabajaba para la promotora acusada de sobornar a Granados a cambio de adjudicaciones públicas, suelta la frase demoledora: «Pero no es que maneje o no maneje el cotarro. Es que lo maneje y se lo lleve y no lo reparta».

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil están examinando con lupa esta grabación. El archivo fue entregado por el exconcejal del PP José Luis Peñas en el año 2009 a los investigadores de la trama Gürtel y la Udef lo transcribió, pero esas frases que hoy reproduce ABC no figuran en la transcripción. En su lugar aparece una anotación que dice «inaudible». Este diario ha escuchado la grabación, y las palabras del promotor Raúl Calvo son nítidas: Granados cobraba y no lo repartía.

El audio ha sido incorporado a la causa en la parte secreta del sumario que instruye el juez Eloy Velasco.

Esta grabación es de una trascendencia máxima, porque en ella se identifica por primera vez a un personaje ya clave en la historia de la corrupción en España: David Marjaliza, el número dos de la trama Púnica.

En los primeros quince minutos de la grabación, Raúl Calvo le dice al concejal: «Marjaliza, ¿sabes quién es?». Juan José Moreno responde que no, que lo desconoce, ante lo que el promotor asevera: «El tapao de Paco (Granados)». «No sé quién es, no lo conozco», repite el edil popular. «Bueno, mejor que no lo conozcas», responde el promotor.

En la transcripción que realizó la Udef no pone Marjaliza, sino «Majarita». Esto se debe, según las fuentes consultadas, a que en ese momento los agentes no sabían de la existencia del «escudero» de Francisco Granados, y a que en la grabación se oyen ruidos de fondo. La titánica investigación de la trama Púnica descubrió que David Marjaliza era el empresario que recogía los réditos económicos ilegales que proporcionaba el político Granados.

Pero no solo Marjaliza se destapa en esta charla, sino también el otro gran constructor de la trama Púnica, Ramiro Cid Sicluna, dueño del grupo Obras y Vías, imputado en el sumario que instruye el juez Eloy Velasco. «Él (Granados) no tiene nada en Valdemoro, tira de David (Marjaliza)», dice Raúl Calvo. El concejal responde: «Al otro artista, fíjate, no le pongo cara, lo habré visto en alguna montería, pero no le pongo cara». «El de Obras y Vías», contesta el asesor del grupo Dico, la promotora que organizaba las cacerías investigadas en la trama Púnica como sobornos a políticos.

«Uno alto, delgado, con barba», dice Raúl Calvo. «Sí, sí», contesta Juan José Moreno. «Bueno, pues ese es el amiguete y socio de David (Marjaliza)», le responde el promotor, refiriéndose a Ramiro Cid. «Pero si parecía un don nadie», dice el concejal. «Pues ha crecido», concluye el promotor. Como reveló ABC, Obras y Vías estaba al borde de la quiebra cuando Francisco Granados llegó a la alcaldía de Valdemoro. Unos años después ya era una de las grandes promotoras del sur de Madrid.