El portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, ayer en el Pleno - EFE

Rufián y Salvador vuelven al insulto y tildan a Borrell de «mentiroso» con «mala fe»

Los diputados de ERC no solo no piden perdón por el espectáculo ofrecido ayer sino que aseguran que su grupo solo ha hecho «política»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un día después de que tuviera lugar en el Pleno del Congreso uno de los espectáculos más censurables de los últimos años, el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, y su compañero de grupo, Jordi Salvador, en el centro de los hechos, no solo no han hecho autocrítica alguna sino que se han reafirmado en la política de insultos y han cargado contra el titular de Exteriores, Josep Borrell, al que ambos atacaron ayer en el Pleno de palabra o gestos.

A su llegada a la Cámara Baja, Salvador ha cargado contra el ministro asegurando que actuó con «mala fe» al acusarle de haberle escupido al abandonar el Pleno asegurando que solo hizo un gesto de «buff» pero no lanzó ninguna salivada. Además, ha subrayado que ningún miembro de su grupo hizo nada reprochable y que todo lo visto ayer es solo «política».

En la misma línea, Rufián, a través de Twitter, ha publicado una imagen de Borrell acompañada del siguiente mensaje «Hacia hooligans, mentirosos, ningún respeto, ningún perdón». Y a su llegada al hemiciclo, ha insistido en la misma línea no dándose por aludido ni siquiera por el mensaje escrito enviado ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que criticaba los gestos inaceptables vistos ayer en el Pleno. «Espero que lo diga por su ministro, mentiroso desde ayer», ha subrayado. Rufián ha acusado al titular de Exteriores de poner una «diana» sobre Salvador y ha exigido su dimisión.

El enfrentamiento entre Borrell y Rufián tensa las relaciones entre ERC y el Gobierno cuando no pasan por su mejor momento. El Ejecutivo acusa a los republicanos de pedirle «lo imposible» al exigir que inste a la Fiscalía a retirar el delito de rebelión a cambio de su sí a los Presupuestos, y estos culpan al Ejecutivo de «no hacer los deberes» al no querer dar ese paso. En este contexto, Salvador ha asegurado a la Prensa esta mañana que diputados socialistas sentados «en las primeras filas», esto es cercanos a la dirección actual, le enviaron ayer mensajes dándole la razón en el episodio.

Sin embargo, no ha querido decir nombres ni enseñar los mensajes recibidos y esta acusación ha aumentado esta mañana aún más el malestar de los socialistas con Salvador al considerar imposible que ningún miembro de su grupo, y menos de las primeras filas, haya podido ponerse de su parte.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, abordará lo sucedido en el Pleno durante la próxima reunión de la Mesa del Congreso, un órgano de la que forman parte los cuatro grandes partidos: PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. Según fuentes parlamentarias, si las cámaras hubieran recogido la presunta salivada de Salvador o existiera alguna otra prueba podría estudiarse la posibilidad de sancionar al diputado de ERC. Pero al negarlo él y no haberlo recogido las cámaras, las mismas fuentes apuntan a que será muy difícil que se le imponga ninguna sanción. En cuanto a Rufián, la sanción fue la propia expulsión del Pleno, la primera en doce años, y hoy ya podrá volver con normalidad al hemiciclo.

Golpista

En medio de la polémica, el Diario de Sesiones recoge hoy las palabras «fascista» y «golpista» con la aclaración de que fueron retiradas por la presidenta del Congreso. La decisión de Pastor de retirar ambas consideraciones provocó ayer el enfado tanto en el PP como en Ciudadanos. Ambos grupos entienden que si bien la palabra «fascista» debería retirarse por ser ofensiva, no así la palabra «golpista» por ser descriptiva de los hechos sucedidos en octubre de 2017 en Cataluña.

«Todo lo dicho en el Pleno del Congreso queda en el Diario de Sesiones para siempre. Cuando, conforme al Reglamento y como presidenta, anuncio que alguna palabra será retirada no desaparece, pero sí aparece al lado su retirada y que recibió el reproche de la Presidencia», ha explicado Pastor a través de Twitter.